La vocera de Gobierno, Karla Rubilar, entregó mayores detalles del plan de protección para la clase media anunciado por el Presidente Piñera, el cual busca cubrir las necesidades de más de un millón de personas, asegurando que «se condonará la deuda a quienes no puedan pagar al cuarto año».

La ministra destacó que la iniciativa no contempla el pago de intereses, porque el dinero no pasa por los bancos, sino que es entregado directamente por la Contraloría General de la República.

«No tiene exigencia de Dicom y tiene una tasa de interés real del 0%. Esto quiere decir que si pido 10 UF cuando me toque pagar tendré que pagar las mismas 10 UF», aseveró

Sobre los mecanismos para devolver los montos solicitados, la autoridad destacó que existen los siguientes períodos:

  • Hay un año de gracia
  • Se empieza a pagar el 20% el año 2022
  • El 40% restante el año 2023
  • El último 40% se desembolsa el 2024

«El objetivo es que las personas puedan pagar a través de diferentes sistemas de impuestos», manifestó la secretaria de Estado, añadiendo que si «por algún motivo alguien no puede pagar al cuarto año, se condenará toda la deuda. Aquí el préstamos se transformará en un subsidio del Estado».

Consultada por los montos, Rubilar explicó que las personas podrán postular y realizar cuatro giros con $650.000 como tope mensual, teniendo un total disponible de $2.600.000.

«Pueden postular trabajadores dependientes que vieron disminuidos sus ingresos, cesantes, emprendedores y quienes acudieron a la Ley de Protección del Empleo», sentenció en entrevista con 24AM.

Recordar que junto a los créditos blandos con tasa de interés 0%, la medida busca la postergación de dividendos hipotecarios, ampliación de subsidio de arriendo, y ampliación de CAE para estudiantes de educación superior.

Deja un comentario

Deja un comentario