En el mes de julio, 39 familias que conforman el comité Santa María de la comuna de Empedrado, debían recibir sus viviendas, momento que han esperado por más de 20 años, sosteniendo la vida en condiciones muy adversas por cuanto viven de arrendatarios o allegados.

Sin embargo, la falta de cumplimiento de la Constructora DJG Ltda., que a principios de año dejó abandonadas las obras hace que lalegítima aspiraciónde las familias de vivir en lo propio se prolongue por un mayor tiempo. A ello se suma que las viviendas levantadas y que registraban un 40% de avance deberán ser demolidas por graves falencias de carácter estructural-tensores cortos,tensores inexistentes, ensayos de hormigón bajo el promedio,fundaciones desfasadas de las viviendas, muros desaplomados y fundaciones sobre relleno sin sello e incluso algunas sobre ladrillos.

Lo anterior, conlleva un grave incumplimiento de parte de la empresa y del Inspector Técnico de Obra de Serviu a cargo a fiscalizar el cumplimiento de las normas constructivas, que provenía de la administración anterior y que hoy a raíz de lo ocurrido  no fue renovada su contratación a fines del año 2018.

A juicio del Secretario Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, Gonzalo Montero, es una situación inaceptable.Por tanto, la autoridad anunció la presentación de acciones de carácter judicial contra todos los que resulten responsables de esta brutal negligencia.

“Entre la empresa constructora que quiebra y deja botadas las obras y perjudica enormemente a las familias. También falta de diligencia del Inspector Técnico de Serviu, de ese momento, quien no sigue trabajando con nosotros. Vamos a ejercer acciones judiciales contra quienes resulten responsables. Los inspectores técnicos de obra debían fiscalizar la buena ejecución de esta obra levantando las alertas si las hubiese y esas alertas no las tuvimos y las familias en realidad no lo han pasado bien”, dijo.

Los trabajos de construcción de las viviendas se iniciaron en enero de 2018 y el término estaba programado para enero de 2019, y luego  para Julio de este mismo año,  lo que finalmente no ocurrió.

En ese sentido, el actual director (s) de Serviu Claudio Daneck, junto con apoyar las acciones judiciales de rigor, señaló que el Ministerio de Vivienda está actuando con sentido de responsabilidad y urgencia en términos de iniciar a la brevedad la construcción del nuevo conjunto atendiendo la necesidad de las familias.

“Este es un trabajo arduo que comenzóa principios de este año 2019, cuando a raíz de la no renovación de contrato del Inspector Técnico de obrasdel SERVIU y al colocar un nuevo Inspector, pudimos identificar que se dejó abandonada la obra en general. Desde ese momento hemos estado trabajando con los ingenieros y con todo el equipo del Serviu en contacto directo con las familias y el Ministerio en general para poder levantar el proyecto nuevamente y que hoy ya está dando sus frutos. Nos juntamos con el subsecretario y el comité hace un par de semanas atrás para también dar una respuesta clara al comité y decirles que el Ministerio está detrás de la solución y que están los recursos para hacerla, de modo que sintieran el respaldo en este proceso, llegándose a acuerdo con el comité en como  seguimos hacia adelante. Tenemos acciones claras de cómo vamos a recontratar la obra y como vamos a terminar el proyecto”.

Concluida, una reunión de las autoridades del sector vivienda con las familias la presidenta del comité Jacqueline Paillalef, valoró la disposición de las autoridades del sector vivienda por retomar el proyecto, anunciando a la vez acciones judiciales de carácter indemnizatorias por el grave daño causado.

“Hay que entender la molestia de la gente, su frustración. Son 20 años que estuvimos esperando y se suponía que en julio de este año nos entregaban nuestras casas y ahora pasa esto que nuestras casas se tienen que demoler. Es justo que paguen todos los que tienen que pagar. Hay varios involucrados, así que todas las personas que están ahí deben ser castigadas. El daño que nos hicieron es grande. Nosotros paralelamente vamos a presentar una demanda en forma de indemnización. Creo que es lo justo que nosotros merecemos como comité porque el daño que nos causaron fue súper grande”.

Finalmente, el alcalde de la comuna Manuel Báez, valoró la disposición del Ministerio de Vivienda, por acoger los legítimos reclamos de los vecinos que deberán seguir esperando por lograr un techo propio y definitivo.

“Así lo vemos nosotros, la gestión del seremi Gonzalo Montero y del director de Serviu, nos han permitido hoy día, junto al equipo poder trabajar con este comité. Hubo que tomar una decisión y se van a demoler todas las casas. Yo creo que las cosas hay que hacerlas bien. Estamos optimistas para poder junto al comité lograr que sus casas sean definitivas y de calidad como ellos se merecen. Nosotros hemos esperado largo tiempo pero también tenemos la convicción que las cosas se deben hacer bien”, indicó el edil.

 

PASOS A SEGUIR

Tanto las autoridades del sector vivienda como los vecinos, que integran el comité, se reunieron en dependencias del salón multiuso de la comuna de Empedrado, para decidir, de manera colectiva, las propuestas para avanzar en el proyecto que debe partir por demoler todo lo existente.

En ese contexto, las familias asistentes a la asamblea decidieronterminar la relación con la Egis actual y proceder de manera inmediata a la búsqueda de otra Entidad Patrocinante y Constructora que comience a la brevedad la demolición de las viviendas e inicie la ejecución del nuevo proyecto.

Por su parte, desde el Serviu se adquirió el compromiso de establecer algunas mejoras que no tenía el proyecto inicial como son: aleros, bajadas de aguas lluvias e impermeabilización. Además se verá si se puede ajustar al actual presupuesto la ejecución de otras partidas como mayores terminaciones de las viviendas.

Deja un comentario

Deja un comentario