Mientras la Unión Europea se enfrenta a los enormes dilemas de la crisis griega, en las calles atenienses se palpa la incertidumbre.

Los bancos griegos siguen cerrados, la gente solo puede sacar €60 por día y hay señales de que las entidades bancarias se están quedando sin efectivo.

La BBC visitó un mercado en el barrio ateniense de Mosjato para ver cómo sus habitantes viven esta situación.

 

 

Fuente: BBCMundo

Deja un comentario

Deja un comentario