Más de 2.025 piezas de obras visuales y escultóricas ha puesto a disposición de toda la comunidad la Universidad de Talca en sus 38 años de existencia. Dicho patrimonio cultural no solo pertenece a la institución de educación superior, sino que también a todos los habitantes del Maule y del país gracias a diversas donaciones, comodatos y adquisiciones.

En este contexto más de 100 mil personas visitan anualmente los distintos espacios de manera gratuita. Es usual ver a familias del Maule y visitantes de Chile y el extranjero recorrer los espacios abiertos como el Museo Nacional de Esculturas, la Nueva Galería de Arte NUGA, la Sala Lily Garafulic. Además, el Parque de las Esculturas que – con cerca de 30 obras monumentales-, representa un importante activo patrimonial de la Región del Maule y es considerado como uno de los más relevantes en su género existentes en el país.

Este aporte a la comunidad y al patrimonio cultural que ha adquirido la universidad en los últimos años ha sido puesto en tela de juicio por el diputado Alexis Sepúlveda, quien ha cuestionado el gran número de obras de arte que posee la institución e incluso ha acusado a la casa de estudios de haber realizado compra de esculturas en tiempos de pandemia. Esto último fue negado rotundamente por las autoridades de la UTalca, ya que las inversiones en esta materia fueron congeladas para atender las urgencias provocadas por la emergencia sanitaria y la última adquisición se concretó en enero de este año, previo a que en marzo se registrara el primer caso de COVID-19 en Chile.

¿Por qué la Universidad de Talca ha trabajado en descentralizar la cultura y en acercarla a toda la comunidad? La explicación está en los pilares que dan vida a la casa de estudios, ya que este aporte se basa en que existe la convicción en sus autoridades institucionales de que el desarrollo universitario y su aporte efectivo a la formación no puede sustentarse exclusivamente en la oferta de programas de pre y postgrado,  en líneas de investigación científica y tecnológica, en programas de movilidad internacional o en estrechas relaciones con el sector productivo. Debe ir más allá, y como plantea el rector Álvaro Rojas: “El rol de una universidad pública no es sólo formar profesionales, hacer investigación e innovación de excelencia y dictar programas de postgrado. También es entregar su mejor esfuerzo a contribuir al desarrollo cultural de la comunidad donde se inserta, entregando para ello actividades y programas de alta calidad, que redunden en el bienestar de la población donde ejerce influencia”.

Rojas, quien es integrante del Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio en representación de las instituciones de educación superior, lamenta que existan personas que no comprendan la relevancia de aquello y añade que es fundamental “el rol humanizador de la cultura y la responsabilidad de la institución universitaria pública de formar audiencias para distintas expresiones de esta”.

En tanto, el presidente de la Junta Directiva de la institución, Alejandro Ferreiro, explica que “no todas las universidades han tenido la visión o capacidad de ser protagonistas de la promoción de las artes visuales, dramáticas y musicales  como la Universidad de Talca. Y en un mundo y un país tan centralizado, en donde las oportunidades de disfrutar de arte de calidad suelen estar concentradas en la Región Metropolitana, esta visión, compromiso y  este éxito reconocido en Chile de la Universidad de Talca en esta materia es una expresión notable de descentralización de la cultura de calidad”.

Por su parte, la directora de Extensión Cultural y Artística, Marcela Albornoz, explica que “nuestro propósito es educar en el arte, divulgar con calidad lo mejor de las distintas expresiones de la cultura y generar acciones en torno a ella, el patrimonio cultural da muestra de ello; La sala Subterráneo en la Nueva Galería de Arte NUGAson espacios culturales de diálogo y proyección del arte, para la ciudad, la región y el país”.

Albornoz manifiesta que “es, tal vez, la escultura la expresión artística que tiene un menor desarrollo y presencia en regiones. Conscientes de esta falencia la universidad inició un programa de adquisición y desarrollo de obras escultóricas monumentales, el que se inauguró en 1995 con la obra Trueno del escultor y Premio Nacional de Arte, Sergio Castillo”.

Posteriormente nuevas obras de destacados escultores se fueron sumando, entre las que destacan: Sauce Maulino, de Francisco Gazitúa; Conjunto escultórico, de Federico Assler; Alas del viento, de Marta Colvin; Perfil de mujer, de Raúl Valdivieso; Todos los días, de Osvaldo Peña; El Paso, de Waldemar Otto; Encuentro, de Mario Irarrázaval; y Espíritu del Silencio, de José Vicente Gajardo. Además, en el año 2007 se relocaliza en el frontis del Campus Talca la obra de Matilde Pérez, Friso Cinético, la que se encontraba emplazada en un centro comercial de la capital.

Virtualización de la cultura

La pandemia del Coronavirus generó nuevos desafíos para las instituciones culturales y en tal sentido desde la universidad se buscaron fórmulas para acercar el arte a las audiencias a través de la virtualización de la oferta. En este contexto se liberaron e-books desde la Editorial UTalca, se realizaron taller online exposiciones virtuales, conversatorios culturales, asimismo se han realizado dispositivos audiovisuales en valiosos videos en homenaje a destacados artistas como Sergio Castillo, Margot Loyola, Vicente Bianchi. Y se generó un recorrido virtual por la Colección de Arte de la Universidad de Talca, para dar a conocer las diversas colecciones que conforman el patrimonio artístico de la institución y sus espacios culturales, a través de los cuales se busca acercar el arte y su apreciación a las personas.

Fake news

Las dudas sembradas por el diputado Alexis Sepúlveda en relación con la compra de obras de arte y las acusaciones de que esto habría generado un déficit económico en la institución representan un ataque hacia toda la comunidad de la Universidad de Talca. Por ello, el rector Álvaro Rojas envió una carta a los integrantes de la Comisión de Educación de la Cámara para solicitar ser invitado a dicha instancia legislativa para exponer sobre la realidad actual de la casa de estudios y despejar así informaciones que dañan la reputación de la institución en época de fake news.

Reconocimientos

Justamente la promoción del arte y el trabajo por descentralizar la cultura fueron algunos de los motivos por los cuales la Academia Chilena de Bellas Artes otorgó el Premio de Artes Visuales “Marco Bontá” al rector Álvaro Rojas en 2019.

Durante la ceremonia en la que se entregó la distinción, el escultor José Vicente Gajardo expresó que “el arte es un compromiso que se ha convertido en señal de identidad de esta casa de estudios”.

Distintas personalidades han reconocido la labor de la UTalca en relación con el apoyo a la cultura. Justamente por ello, la Premio Nacional de Arte (1995) Lily Garafulic, expresó en vida su deseo de donar a esta casa de estudios las obras personales que había atesorado en su taller durante más de medio siglo de vida artística. Esto permitió inaugurar, en julio de 2015, la Sala que lleva su nombre, ubicada en el primer piso del Espacio Bicentenario del Campus Talca. En ella se exhiben de manera permanente las obras escultóricas de la destacada artista nacional.

Durante 2019, el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, visitó la Universidad de Talca (en ese entonces desempeñaba el cargo de jefe de la División de Educación Superior del Mineduc) y tras recorrer las instalaciones manifestó que “uno de los aportes que puede hacer una universidad, una estatal como ésta, está relacionado con el aporte al patrimonio inmaterial y ese patrimonio cultural en gran parte está comprendido por obras de arte como éstas. Celebro la visión que ha tenido la Universidad, me imagino en gran parte por impulso del rector, de hacer un aporte a la comunidad y a la región a través de estas obras de arte. Soy particularmente sensible al aporte que significan estas obras así que no tengo más que palabras de felicitaciones y de agradecimiento a la institución”.

Pero ¿cuánto invierte la UTalca en cultura? Según detalla el vicerrector de Gestión Económica y Administración de la casa de estudios maulina, Carlos Torres, corresponde al 0,04% del presupuesto total de la universidad, lo que es equivalente a lo que gana al año un profesor titular jornada completa.

Deja un comentario

Deja un comentario