La Escuela de Medicina de la Universidad de Talca y Carabineros de Chile realizaron este miércoles el seminario: “Prevención  y Educación para la Seguridad en la Comunidad: violencia un problema de salud pública y social”, en el Teatro Abate Molina, ubicado en el Centro de Extensión de la UTALCA.

La actividad se enmarca en un plan de trabajo, que impulsan coordinadamente ambas instituciones, que busca convertir los datos estadísticos en análisis académicos con el objetivo de aumentar el conocimiento con respecto de las causas de la violencia, diagnóstico y manejo, para orientar a las políticas públicas.

“Y vamos a partir con un problema que es muy recurrente a nivel regional: la violencia intrafamiliar”, puntualizó el teniente coronel de la institución uniformada, Jaime Valenzuela. El subprefecto de los servicios de Talca explicó que con la iniciativa “se podrá realizar análisis de las estadísticas de los casos de violencia mediante la incorporación de la investigación académica. Es decir, las estadísticas se conviertan en datos y estos datos podrán entregar evidencia real respecto de la dimensión del problema de la violencia”.

“Si nosotros abordamos de manera más específica, más basada en evidencia -no tanto en suposiciones-, obviamente vamos a estar mejorando la calidad de vida de las personas  y la seguridad pública”, subrayó Valenzuela.

Por su parte, el médico psiquiatra y  académico de la Universidad de Talca, Juan Matías Santos, habló en su exposición “Enfermedad mental: su contribución a la violencia social” sobre la importancia que tiene el prevenir a tiempo.

“Es un tipo de violencia muy especial que genera grandes problemas desde el punto de vista jurídico y ético.  Si se ataja la enfermedad mental, muchas veces la violencia disminuye. Es por eso que a estas personas no les puede abandonar. Y mucho menos que la única salida sea la cárcel”, prosiguió.

En ese sentido, el profesor de la UTALCA puso el énfasis en que “las Universidades también debemos hacer un aporte, porque nos falta epidemiología seria, contundente, que nos permita diseñar buenas políticas de actuación para estos problemas basados en la evidencia “.

De igual modo, dijo que uno de los problemas más serios es cuando se mezcla la enfermedad mental con el consumo de alcohol y drogas. “Cuando tenemos una combinación: enfermedad sicótica más alcohol o drogas, eso se vuelve explosivo, el verdadero problema surge allí, lo que se llama técnicamente patología dual”.

A su turno, el director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Talca, Claudio Cruzat, valoró el trabajo interdisciplinario: “Sabemos que es una cruda realidad que va en incremento, una problemática social grave que tiene profundas raíces socioculturales, psicológicas, y en ocasiones psiquiátricas. La violencia es una problemática compleja y requiere de una convocatoria multisectorial donde participan las ciencias de la salud, las áreas de psicología, una mirada académica policial-judicial, integrando otros servicios de atención de la sociedad y público”.

Asistieron también al seminario: el Jefe (s) de la zona 7° de Carabineros Maule, coronel Rodrigo Alvarado; el Seremi de Justicia, Germán Verdugo; la coordinadora de Seguridad Pública, María Paz del Valle; El director regional de Gendarmería, coronel Pedro Villarroel; el vicerrector académico de la UTALCA, Claudio Terreiro; el vicedirector de la Escuela de Medicina, Gustavo Constenla; y el representante de la Jefatura Regional de la PDI, Daniel Ortiz.

Deja un comentario

Deja un comentario