Qué es una Constitución, qué son los derechos fundamentales y cómo se relacionan con las demandas ciudadanas, y cuáles son las instancias de participación en el contexto del proceso constituyente, fueron los temas abordados en un conversatorio a cargo de la Universidad de Talca, en el contexto de la segunda versión de la Escuela Constituyente.

La iniciativa, en la que también participaron las universidades de Santiago y Tecnológica Metropolitana, junto a la Asociación de Municipios Ciudad Sur, que agrupa a los gobiernos comunales de dicha área de la Región Metropolitana, fue definida como una actividad formativa. “La idea principal ha sido capacitar a la mayor cantidad de personas en estos aspectos, pero con la mirada de enriquecer la participación informada en el plebiscito del próximo 25 de octubre”, explicó la académica del Centro de Estudios Constitucionales de Chile (CECOCH) de la Universidad de Talca, María Ignacia Sandoval.

Según indicó, se trató de la segunda versión de esta escuela, cuya primera parte se desarrolló durante los meses de julio y agosto. En esta ocasión, el ciclo fue inaugurado por el presidente de Ciudad Sur y alcalde del municipio de Pedro Aguirre Cerda, Juan Rozas.

El módulo a cargo de la Universidad de Talca: “Constitución y Proceso Constituyente”, estuvo a cargo de los alumnos de Magíster en Derecho Constitucional de la Universidad de Talca, Luis Acevedo y Víctor Araya.

Araya resaltó que la Constitución o Carta Fundamental es “la expresión máxima del poder soberano y es la norma fundamental que reconoce derechos y distribuye las funciones del Estado”. En su ponencia añadió que se trata de una manifestación del poder constituyente originario y su rol es regular y limitar el poder político, así como proteger los derechos fundamentales.

En tanto, el abogado Luis Acevedo se refirió -entre otros- a la participación ciudadana. Indicó que ésta “hay que entenderla como un derecho político que se conecta con los derechos civiles”, como la libertad de expresión y opinión, el acceso a la información y el derecho a la asociación. “Es un derecho que se manifiesta en un proceso en que construimos -entre todos y todas- la sociedad en la que vivimos, ya sea las políticas públicas o la legislación”. Agregó que “en una sociedad democrática, la gracia de la participación es que vamos haciendo este constructo colectivo”, que canalizará las demandas ciudadanas.

Cabe consignar que el segundo ciclo de la Escuela Constituyente contó la inscripción de más de 500 personas. 

Deja un comentario

Deja un comentario