La inauguración de 14 puntos limpios en el Campus Talca de la UTalca, marcó una nueva señal respecto al compromiso de esta Universidad con el medio ambiente, a lo que se sumó una feria de productos reutilizados y talleres de reciclaje, actividades organizadas por la Dirección de Responsabilidad Social Universitaria (RSU) de la institución.
Los puntos limpios recibirán plásticos como botellas libres de aceites y residuos químicos, aluminio contenido en latas de bebidas -aplastadas para aprovechar el espacio- papel y cartón limpios y secos, sin plastificados ni encerados, y vidrio, libre de aceite y residuos químicos.
Para recibir plásticos, los puntos limpios están instalados en los siguientes sectores: casino, Facultad de Economía y Negocios, Kiosco naturista, Agronomía, Establo, Salas Prosperidad, Diseño/Música, el kiosco rojo y cancha Calama.
Además, están disponibles depósitos para la recolección de tóneres, que se ubican en el área de prevención de riesgos y biodiversidad en laboratorios y la Dirección de Investigación. Además, hay puntos para las pilas en Ingeniería Forestal, Facultad de Economía y Negocios, Programa de Idiomas y Facultad de Agronomía.
Anteriormente, la Universidad de Talca había puesto en marcha otros 14 puntos limpios en el Campus Santiago y más adelante realizará una acción similar en los campus Colchagua, Curicó y Linares.
El director de RSU, Rodrigo Ramírez, invitó a los estudiantes a utilizar estos depósitos y recalcó que “el tema del medio ambiente es parte del ADN de la Universidad de Talca”, una de las primeras instituciones de educación superior en incorporar módulos de sustentabilidad.
Recordó que la casa de estudios cuenta hace 10 años con una política medio ambiental, que está en proceso de actualización. “Hemos hecho un proceso participativo, hemos preguntado a actores relevantes sobre qué aspectos importantes debe contener una política ambiental y de sustentabilidad y estaremos en condiciones de darla a conocer a fin de mes al Consejo Académico y a las instancias respectivas”, expresó.
Asimismo, Rodrigo Ramírez hizo notar que la Universidad de Talca se comprometió con los acuerdos de producción limpia, “lo que implica movilizar a la universidad como corporación en aspectos que otras instituciones y empresas suelen no enfrentar ni ponerlas como prioridades en su gestión, como la medición de su impacto de huella de carbono y huella hídrica. Hoy estamos en condiciones de avanzar en buen uso de la energía complementando estos aspectos con un campus inclusivo, pensando en las personas con capacidades diferentes”, recalcó.

Deja un comentario

Deja un comentario