Consolidar en la Universidad de Talca un modelo de gestión de la innovación y emprendimiento basado en I+D interdisciplinario y transdisciplinario, que promueva la equidad de género, la co-creación con los actores sociales, públicos y privados, y fomente la atracción de inversiones, es el objetivo del proyecto que se adjudicó la casa de estudios maulina a través del concurso de Desarrollo de Capacidades Institucionales para la Innovación basada en Investigación y Desarrollo (I+D) en Educación Superior (InES), del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación. 

“Transformando la innovación basada en ciencia hacia un enfoque transdisciplinario con perspectiva de género, para resolver problemas complejos desde el territorio, con un horizonte 2030”, se denomina el plan de desarrollo presentado por la institución que recibirá un financiamiento por $ 979 millones para ser ejecutado en un máximo de tres años. 

La iniciativa, liderada por la Vicerrectoría de Innovación, es uno de los doce proyectos ganadores de la convocatoria nacional dirigida a fortalecer las capacidades institucionales de colaboración, gestión de la I+D y la propiedad intelectual, transferencia de conocimiento y tecnología, con el objetivo de ejecutar proyectos de innovación que tengan un impacto positivo en la sociedad. 

El vicerrector Pablo Villalobos, destacó que “se espera consolidar un modelo de gestión de la innovación y el emprendimiento basado en I+D interdisciplinaria y transdisciplinaria, pionero en el ámbito académico nacional, que permita generar soluciones orientadas a resolver problemas complejos propios del entorno donde está inserta la Universidad y de ese modo, otorgar valor a los territorios y a sus habitantes”. 

La autoridad recordó que “la institución ha sido visionaria en el ámbito de la innovación, a través de la generación de centros y consorcios tecnológicos especializados, la formación de pre y postgrados en temas de innovación, la creación de alianzas estratégicas, nacionales e internacionales, para el desarrollo de proyectos de investigación aplicada, entre otras acciones que le han significado un avance significativo en materia de innovación; siendo reconocido este esfuerzo en su última acreditación institucional, destacándose explícitamente este ámbito en dicho proceso”. 

Agregó que “no obstante, aún se reconocen brechas por reducir en cuanto al impacto del modelo de gestión de I+D y el logro de resultados en innovación basada en I+D y emprendimiento de base científico-tecnológico”. 

Plan de trabajo  

Para abordar los desafíos enunciados, el plan de trabajo del proyecto define un conjunto de objetivos, hitos y acciones orientadas a tres focos esenciales, comenzando por la interacción ciencia-sociedad para el co-desarrollo de soluciones que aporten valor al territorio en lo económico, ambiental y social. 

Otro aspecto es la perspectiva de género en la investigación y su potencial transformador en el quehacer institucional y el entorno social. El desafío es implementar acciones dirigidas a generar condiciones que promuevan la carrera académica de las mujeres y su participación en las actividades de formación, investigación, innovación y emprendimiento. Junto con ello, se desarrollará un observatorio territorial de género para la Universidady su entorno, de manera de contar con indicadores específicos, que permitirán monitorear el avance institucional en este ámbito. 

El tercer enfoque se orienta a la consolidación del modelo de gestión de I+D, con impacto en emprendimientos, la transferencia y adopción por parte de terceros, y la atracción de capitales de inversión, con la finalidad de desarrollar soluciones que generen valor y competitividad para los territorios. 

Para abordar estos desafíos, las facultades de Ciencias Agrarias, Ingeniería, Psicología, Economía y Negocios, junto con el Instituto Interdisciplinario para la Innovación, la Escuela de Diseño, de Agronomía y el Instituto de Ciencias Biológicas, se comprometieron a un trabajo interdisciplinario; definiendo un ámbito de intervención común, al cual han denominado “Sustentabilidad y Transformación Digital de Sistemas Agroalimentarios Regionales en el contexto del cambio climático y de la revolución tecnológica 4.0”; lo cual responde directamente a las prioridades de la macrozona de O’Higgins, Maule y Ñuble. 

Además, participarán socios externos como la Universidad Politécnica de Valencia, la Unidad de Investigación de Políticas Científicas de la Universidad de Sussex de Reino Unido, el TEC de Monterrey en México, USYS TdLab de ETH-Zurich en Suiza, la Universidad de Wageningen de Holanda y la U. de Chile, que conformarán consejos asesores del proyecto; con el propósito de generar un espacio de pilotaje extraordinario para el cumplimiento de los objetivos. 

Los principales resultados esperados son el fortalecimiento de las capacidades para la vinculación y desarrollo de condiciones habilitantes en el entorno, así como también iniciativas de innovación transformativa y emprendimiento basado en investigación y desarrollo, implementadas y asociadas al ámbito de intervención propuesto y sus desafíos. 

Junto con esto, se crearán mecanismos de integración entre los grupos de investigación generados, de manera de potenciar la innovación a partir de I+D interdisciplinaria y transdisciplinaria con perspectiva de género. 

También se realizará un fortalecimiento de las capacidades institucionales para promover la equidad de género en las áreas de investigación, innovación, transferencia tecnológica y emprendimiento de base tecnológica, a fin de aumentar la participación de mujeres en dichas áreas. 

Deja un comentario

Deja un comentario