La Universidad de Talca es una de las siete instituciones a nivel nacional que fueron invitadas a  formar parte de un Consorcio Laboral, creado por los Ministerios de Hacienda y del Trabajo, que busca analizar de manera multidisciplinaria el problema de la informalidad laboral, con el objetivo de comprender las razones de ella, levantar propuestas y dar una visión de mediano y largo plazo para contribuir a mejorar las condiciones de los trabajadores, además reducir las tasas de informalidad en el país, entre otros aspectos.

El rector de la UTalca, Álvaro Rojas, destacó lo positivo que tiene el hecho de que una institución pública y de regiones, pueda dar su mirada en esta temática. “Es fundamental que este tipo de consorcios tengan una mirada transversal y heterogénea de la multicausalidad de este fenómeno de la informalidad, así como también que sea observado desde la amplia perspectiva territorial del país”, afirmó.

Rojas indicó que “la informalidad laboral es también causa y consecuencia de muchas políticas públicas en la que inciden razones económicas, socioantropológicas, culturales y estacionales, entre otras. Creemos que es importante que hayan incorporado a nuestra universidad, es de cierta forma un reconocimiento por el trabajo serio que realizamos y podemos aportar con especialistas de alto nivel que comprenden lo que ocurre desde regiones, ya que existen matices entre lo que se observa en Santiago y en el resto del país”, planteó.

La institución maulina, fue invitada a participar junto con las Universidades de Chile, Católica, Austral, Diego Portales, del Desarrollo y Adolfo Ibáñez. En total serán 20 los especialistas de estas instituciones que participarán, quienes al final del trabajo entregarán al Gobierno recomendaciones para avanzar en un mercado laboral más inclusivo y formal.

La primera sesión se realizó con la presencia de los ministros del Trabajo y Previsión Social, María José Zaldívar, y de Hacienda, Ignacio Briones. “Esperamos que como fruto del Consorcio podamos plantear una hoja de ruta que entregue certezas en torno a grandes principios que permitan a la sociedad entender la inclusión laboral, como algo que conlleva beneficios tanto para el trabajador como el empleador, junto con garantizar un mercado laboral inclusivo para los distintos segmentos del país”, recalcó el titular de Hacienda.

Por su parte la ministra del Trabajo sostuvo que la pandemia afectó a los trabajadores no solo por los impedimentos para ejercer sus labores en medio de las cuarentenas, sino porque cuentan con escasa protección social. “Ello nos impone un enorme desafío en cuanto a cambiar esta situación y para ello es clave la mirada de todos los expertos”, precisó.

Los académicos participantes de la UTalca son: el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y abogado laboralista, Rodrigo Palomo; el académico de la Facultad de Psicología y psicólogo social; Emilio Moyano y el profesor de la Facultad de Economía y Negocios y economista, Bernardo Lara.

Comisiones

El Consorcio tendrá alrededor de seis meses para elaborar un informe y propuestas respecto a esta temática, para ello los académicos de las siete instituciones trabajarán en tres ámbitos específicos: el análisis del mercado laboral nacional y sus brechas actuales con otros países de referencia, tomando en consideración distintos indicadores de desarrollo; la informalidad en el país, poniendo el foco en su composición, distribución y cómo afecta a distintos sectores de la sociedad; y las causas que definen la tasa de informalidad actual en Chile, incluyendo el rol de la política social.

“La idea es que podamos levantar un diagnóstico serio y actualizado respecto de la informalidad, tener también una comprensión clara de este fenómeno y en esa lógica, asumiendo que es un problema país, poder plantear algunos mecanismos para ir disminuyéndolo paulatinamente”, expresó el decano, Rodrigo Palomo, quien es el único jurista incorporado en el Consorcio.

“En el Maule, donde se encuentra una parte importante de nuestro quehacer, permitirá abordar por ejemplo el caso agrícola, que tiene una incidencia muy importante en nuestra zona y donde hay altos índices de informalidad laboral”, agregó.

El profesor Bernardo Lara destacó la posibilidad de aportar a las políticas públicas nacionales. “La informalidad laboral permite abordar temas como las desigualdades en el mercado laboral y la vulnerabilidad que cruza las clases sociales. Gran parte de los problemas sociales que tenemos se deben a un mercado laboral con altos grados de informalidad”, sostuvo.

Por su parte el académico Emilio Moyano señaló la importancia de esta instancia y el importante aporte que desde la psicología social se puede efectuar. “Es importante que se dé una mirada multidisciplinaria al tema y se incluya la investigación social, de esta forma queda plasmada lo que la realidad muestra. Caracterizar el mercado del trabajo, las brechas, por qué la gente opta por la informalidad desde el punto de vista psicosocial, es decir, analizar los factores que han llevado a las personas a trabajar de esta manera”, comentó.

“La informalidad trae aparejada una serie de consecuencias negativas para quienes están adscrita a ella, perdiendo los beneficios propios de un trabajo con contrato, como lo define la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que incluye horas, control, etc.”, añadió el académico, quien hace algunos años investigó sobre los trabajadores ambulantes en la Región del Maule.

Deja un comentario

Deja un comentario