Un equipo de profesionales de la Universidad de Talca desarrolló un sistema que permite priorizar, de acuerdo a las necesidades de los pacientes, las listas de espera quirúrgica electiva del Servicio de Otorrinolaringología del hospital de la capital regional del Maule. Esta metodología, apunta, por un lado a mejorar la satisfacción de los usuarios, y por otro, apoyar la toma de decisiones clínicas de los medios.

El mecanismo, creado por el estudiante el estudiante del Doctorado en Sistemas de Ingeniería de la casa de estudios superiores, Fabián Silva y el académico, Eduardo Álvarez,  ya está siendo probado en el Hospital de Talca.

“Queremos mejorar la oportunidad, justicia y pertinencia en la gestión de intervenciones quirúrgicas electivas y con ello mejorar el servicio clínico que se provee a la población, en especial aquella más vulnerable socialmente. Se espera que la metodología se aplique en todos los servicios de especialidades del hospital y luego en otros recintos hospitalarios”, afirmó Álvarez, quien destacó que el apoyo en el financiamiento inicial  fue a través del proyecto Macrofacultad de Ingeniería que se ejecuta en la UTalca.

 

Metodología

Actualmente los investigadores de la universidad están analizando datos y validando las estrategias propuestas a través de la metodología, que incorpora variantes como características biopsicosociales que presentan los pacientes en esta lista de espera, que apuntan a definir su grado de vulnerabilidad.

“Esperamos minimizar los tiempos de espera de los pacientes y por lo tanto disminuir esa vulnerabilidad”, indicó Fabián Silva.

El sistema incluyó la creación de una ficha que llena el paciente al ingresar a la lista de espera y que es completada por los médicos en relación a la situación clínica de la persona. Esta información es procesada a través de un análisis de datos completo, que construye una medición que es dinámica en el tiempo y que se expresa en un puntaje de la ficha, que posibilita su ordenamiento para el momento de la definición de las cirugías.

“La metodología propone una lista ordenada de pacientes en función de estos conceptos, permitiendo que el problema quirúrgico se resuelva en el tiempo que corresponda y no dilatar su espera, lo que podría provocar una mayor vulnerabilidad en la persona”, agregó Silva.

Junto con disminuir los tiempos de espera de un paciente, el sistema permite planificar de una forma más rápida las cirugías, reduciendo las horas que los médicos utilizan para esta priorización, y además seleccionando de forma equitativa a las personas.

Deja un comentario

Deja un comentario