Las instituciones estatales de educación superior no solo están orientadas a la generación de conocimientos, sino también juegan un rol importante en el fortalecimiento de la democracia. Así lo ha entendido la Universidad de Talca (UTALCA) al convocar un proceso participativo para la reforma de sus estatutos.

Para una universidad el Estatuto es la norma legal equivalente a la Constitución para un país. Establece todo el funcionamiento de una Casa de Estudio, tanto en el ámbito académico como administrativo, también define sus normas de convivencia y su vínculo con la región.

La UTALCA apuesta por la co-construcción de su Estatuto con la creación de un Consejo Asesor Triestamental –compuesto por académicos, estudiantes y funcionarios no académicos- a través de un proceso eleccionario que se celebrará el miércoles 7 de agosto.

Este Consejo se encargará de recabar las propuestas emanadas desde la comunidad universitaria, observar el desarrollo del proceso y participar en la elaboración de contenidos para la redacción del estatuto.

Este modelo de trabajo también contempla la participación de la comunidad a través de una plataforma digital y la celebración de dos congresos generales para el análisis del avance presentado en la reforma.

En el segundo semestre de 2020 se celebrará un referéndum final para la aprobación del Estatuto, y nuevamente serán convocados los académicos, estudiantes y funcionarios no académicos.

La UTALCA es una de las pocas instituciones de educación superior en el país que convoca un modelo participativo y su eslogan es “La Universidad la construimos entre tod@s”.

El rector de la institución, Álvaro Rojas, expresó que el desarrollo de una universidad es fruto del esfuerzo de su comunidad y, por tal sentido, señaló que el proceso de reforma estatutaria no es ajeno a ello.

“Nosotros hemos hecho un esfuerzo para hacer una participación efectiva donde todos los estamentos están ampliamente representados en todos los campus. Lo importante es que los estatutos simbolicen el sueño de una comunidad por alcanzar su desarrollo futuro, con una universidad moderna, eficiente y compleja”, dijo.

 

¿Por qué no se había reformado el estatuto?

El actual Estatuto data de la creación de la Universidad, en 1981, en plena época de la dictadura. Desde ese entonces no se ha logrado reformar debido a que no existían normas legales que permitieran desarrollar un proceso de adecuación. La Ley 21.094 sobre Universidades Estatales, con vigencia desde junio de 2018, contempla un periodo de tres años para que las Universidades del Estado presenten ante el Presidente de la República una propuesta de modificación de su normativa interna.

Deja un comentario

Deja un comentario