Un estudio del Banco Central constató un alza importante del uso del dinero en efectivo en el país durante la pandemia, alcanzando un peak histórico, sólo comparable con lo registrado en medio de la crisis subprime de 2009.

Según los datos del ente emisor, las personas pasaron de retirar 64 mil pesos, en promedio, a 81 mil pesos de los cajeros automáticos.

Las cifras apuntan que normamente este tópico crece en 4 por ciento anual, pero desde octubre a mayo se incrementó en 22 por ciento.

«Lo que estamos viendo es que hay un crecimiento de la demanda histórico en términos anuales, estamos con cifras récord al igual que en muchos países de Latinoamérica y desarrollados. Las tasas de crecimiento que vemos en 12 meses son comparables con la crisis subprime», expuso Cecilia Feliú, gerenta tesorera del Central y consigna Cooperativa.

Las mayores compras en negocios de barrio, en el pequeño comercio y ferias libres, debido a diferentes medidas restrictivas por la situación sanitaria, han incidido en la cifra, considerando además que cerca del 65 por ciento del comercio más pequeño no tiene sistema de pago electrónico.

Al respecto, Froilán Flores, presidente de la Asociación de Ferias Libres, explicó que «tenemos un porcentaje importante, un 20 o 30 por ciento, que trabajamos con equipo electrónico. Las dos formas se han potenciado, porque hay muchas ferias que no están funcionando, casi el 50 por ciento de la Región Metropoltiana».

De todos modos, han ido apostando de a poco a los sistemas electrónicos y «con proyectos Sercotec nos hemos ido capacitando, porque no nos podemos quedar al margen del desarrollo de la sociedad, y la sociedad va camino hacia un mayor manejo de tarjetas».

La circulación de billetes y monedas se quintuplicó en comparación con el promedio de los últimos años, detalló el ente emisor.

Deja un comentario

Deja un comentario