Universitarios estadounidenses quedaron gratamente sorprendidos con el trabajo del vivero Quivolgo y los proyectos en madera del PRES Constitución

Más de 8 mil 600 kilómetros separan geográficamente el Estado de Massachussett, USA, de la ciudad-balneario de Constitución, en la Región del Maule. Esa es la distancia que debieron recorrer los integrantes de una delegación universitaria de Harvard para conocer en terreno el desarrollo de la industria forestal en Chile y la aplicación y uso de la madera con fines constructivos. El sacrificado viaje, primero en avión hasta Santiago y luego en bus hasta Constitución, valió la pena, por cuanto tanto profesores, como los arquitectos alumnos de postgrado en diseño y medioambiente, quedaron gratamente sorprendidos con lo visto en la ciudad maucha, donde conocieron en profundidad el proceso productivo forestal y también una serie de proyectos en madera que forman parte del Plan de Reconstrucción Sustentable (PRES) de Constitución, tras los devastadores efectos del terremoto y tsunami del 27 de febrero de 2010.

“Venimos de la Universidad de Harvard, somos un grupo de arquitectos que estamos haciendo una investigación bastante extensiva, como arquitectos tratamos de mirar el proceso de construcción en madera en sus distintas escalas, desde la producción forestal hasta los detalles técnicos de elementos constructivos. Tenemos una mirada transversal de la madera y de cómo utilizarla como material de construcción”, señaló Daniel Ibañez, profesor de Harvard y uno de los guía del grupo.

La primera estación para esta gira fue el vivero Quivolgo, de Forestal Arauco, ubicado al norte de la ciudad de Constitución. En este lugar, se interiorizaron a cabalidad del proceso productivo que se realiza en uno de los viveros más grandes de Sudamérica y que permite una producción anual de 100 millones de plantas. Un dato no menor es que la producción del vivero Quivolgo equivale al 30 por ciento de la producción forestal total de Chile.

Además, en el vivero Quivolgo no sólo se generan plantas de pino y eucalipto, con fines productivos, sino que también especies nativas, varias en peligro de extinción, con el propósito de recuperar suelos y conservar áreas de alto valor ambiental.

“Por eso en nuestro viaje a Chile nos interesaba mucho ver el vivero pues es la manera de ver el origen del producto, como se genera y cuáles son las cualidades que puede desarrollar. Nos pareció muy interesante ver como en una zona relativamente confinada se es capaz de producir un porcentaje muy importante de toda la producción forestal de Chile”, agregó Ibañez.

En seguida, el grupo se trasladó hasta la ciudad de Constitución con el objetivo de poder conocer de cerca proyectos arquitectónicos en madera. Fue así como visitaron la Biblioteca Municipal -recientemente distinguida con el premio de honor Wood Design & Building Awards-, la que forma parte del PRES Constitución.

El inmueble ubicado en calle Oñederra, frente a la Plaza de Armas, concitó la mirada entusiasta y atónita de los universitarios, quienes al recorrer la Biblioteca no dejaban de alabar su diseño y construcción.

“Me parece que es un espacio maravilloso, muy bien diseñado, con uso e integración de materiales que están muy bien, donde la madera que es el material predominante se combina con otros como el hormigón”, señaló el mismo profesor Ibañez.

Agregó que el premio recibido es un reconocimiento tanto para el arquitecto que la diseñó (Sebastián Irarrázabal), como también para Chile y su industria de la madera, ya que da cuenta de que “se pueden hacer buenos proyectos de arquitectura en madera enmarcados en un Plan de Reconstrucción”.

En tanto, Christine Vöhringer, del Centro UC de Innovación de la Madera, y quien coordinó esta visita, señaló que la edificación en madera está tomando cada vez más fuerza en Chile y por lo mismo, “es un orgullo ver esto (Biblioteca), con la calidad que tiene y que está siendo usado por la comunidad”.

Luego, y antes de partir rumbo a la Región del Bío Bío, la delegación se trasladó hasta el conjunto habitacional de 484 viviendas Villa Verde, pasando también por el Centro Cultural, ubicado en calle Cruz, frente a la Plaza de Armas. Ambos proyectos también forman parte del PRES Constitución, privilegian el uso de la madera en su construcción, y además fueron diseñados por la oficina de arquitectura Elemental, cuyo director Alejandro Aravena fue distinguido este año con el premio Pritzker -considerado el Premio Nobel de Arquitectura- precisamente por la creación de obras como las que dan vida al Plan de Reconstrucción de la ciudad maucha.

Nelson Bustos, Subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, valoró esta actividad señalando que “somos líderes productivos en la región y por lo mismo, valoramos el interés que existe por conocer nuestras instalaciones. Tan solo el año pasado recibimos más de mil 600 personas en nuestras plantas en el Maule, enmarcadas en un programa de visitas, lo que nos permite mostrar lo que hacemos y compartir nuestros conocimientos con la comunidad”.

 

Deja un comentario

Deja un comentario