Fue una jugada la que encendió las alarmas. A mediados de 2018 se inició la investigación por parte del Brigada Investigadora de Delitos Económicos Talca en conjunto con la Fiscalía, al recibir una denuncia por parte del personal de Casino de Talca, argumentando irregularidades en los montos ganados por unos clientes en uno de los juegos del centro recreativo.

Pero desde la denuncia no se había presentado más irregularidades, hasta el dos de abril de este año cuando tres personas comenzaron a recibir más dinero del que debían ganar por cada jugada. La historia se repitió a fines de junio y la madrugada de este jueves, cuando la Policía de Investigaciones pudo lograr la captura de los implicados, tratándose de un trabajador y tres clientes del casino.

Según explicó la fiscal Lorena González, aunque las personas no presentan un vínculo sanguíneo, generaron una amistad debido a las continuas visitas que los clientes realizaban al casino por lo que se concertaron para defraudar al establecimiento de juegos. “Estamos en presencia del delito de estafa en calidad de autoría para los cuatro implicados. Según los antecedentes que hemos podido recabar hasta la fecha suman 12 millones de pesos el dinero sustraído de manera ilegal”, destacó.

Subjefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos Talca, Claudio Guevara, destacó que el análisis de las cámaras de seguridad fue determinante para la comprobación del delito por lo que la detención se realizó en el mismo Casino de Talca.

Deja un comentario

Deja un comentario