El 28,8% de los adultos en Chile, es decir, 3,9 millones de personas mayores de 18 años, padece obesidad. Así lo aseguró el informe titulado «Estado de la inseguridad alimentaria y la nutrición en el mundo» lanzado globalmente este lunes por la FAO, y otras cuatro organizaciones de la ONU, en Nueva York.

Además, según la investigación, el país tiene una de las mayores tasas de sobrepeso infantil de América Latina y el Caribe, ya que el 9,3% de los menores de cinco años sufre esta condición.

Por otro lado, el documento expone que el 13,6%, lo que representa un total de 2,5 millones de personas en Chile, se encuentra en la escala de inseguridad alimentaria moderada. En otras palabras, la calidad y variedad de los alimentos para este grupo está «comprometida», asegura la ONU.

Y respecto a la inseguridad alimentaria grave, el documento señala que el 3,4% de los chilenos se mantiene en ese rango, lo que equivale a 600 mil personas. «Esto significa que no tienen acceso regular a alimentos nutritivos y suficientes: aun cuando no necesariamente padezcan hambre, se encuentran en mayor riesgo de padecer varias formas de malnutrición y mala salud», señala el organismo.

 

El mundo

Respecto a las cifras a nivel global, el estudio apunta que el porcentaje de personas que padecen hambre se ha mantenido estable durante los últimos tres años. Son más de 820 millones las que no tienen aún a diario para comer, y se estima que más de 2 mil millones de personas carecen de acceso regular a alimentos inocuos, nutritivos y suficientes.

Este último problema no solo afecta a la población de países de ingresos bajos y medios, sino también a los de ingresos altos. Por ejemplo, incluye al 8% de los habitantes de América del Norte y Europa.

En cuanto a lo que sucede en América Latina y el Caribe, el informe dice que «el hambre está creciendo» en aquellas partes del mundo, y en 2018 llegó a afectar a 42,5 millones de personas, el 6,5% de la población regional Asimismo, América del Sur alberga a la mayoría (55%) de las personas subalimentadas de la región.

Aumento que se debe, según la investigación, principalmente al deterioro de la seguridad alimentaria en Venezuela. «Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujo la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014 el hambre ha ido aumentado», expuso el representante regional de la FAO, Julio Berdegué, consigna Emol.

Y agregó que «tenemos que rescatar, en promedio, a más de 3,5 millones de personas del hambre cada año desde ahora hasta 2030 si queremos alcanzar la meta de hambre cero».

Deja un comentario

Deja un comentario