¿Eres de las que hace la compra por internet a través de tu supermercado online? ¿O de las que prefiere hacerlo físicamente? Seas del tipo que seas… ¡atenta a lo que leerás a continuación porque puede interesarte!

Tras haber observado con lupa los comportamientos a la hora de comprar, los resultados de una investigación sobre ello confirman que la forma de comprar, definitivamente, puede influir también en tu peso. ¿Cómo? Muy sencillo: al hacer la compra físicamente en el supermercado se ha visto una clara tendencia a escoger productos más sanos, ecológicos y bajos en calorías. Sin embargo, al hacer clic en los productos a través de la página web de la tienda, es más fácil caer en la dulce tentación de comprar galletas y demás productos calóricos. Así, los resultados indican que se consumen más productos de este tipo y por lo tamto, pueden influir en nuestro peso.

Además, se ha llegado a otra curiosa conclusión: cuando utilizas tu propia bolsa de la compra (por ejemplo, una bolsa de tela, un cesto o tu carrito), en lugar de la bolsa de plástico de la tienda, tiendes a escoger más productos ecológicos. ¿Cómo se sabe? Los expertos en comportamientos de consumo compararon los productos de 111 participantes, entre los que hubo un grupo que se sirvió de su propia bolsa reciclable para llevar la compra a casa, y otro grupo que utilizó las bolsas ofrecidas por la misma tienda. De este modo se pudo comprobar que la bolsa tiene una influencia positiva en nosotros: cuando reciclamos desde casa optamos por los productos ecológicos por la sensación de contribuir con el medio ambiente de una forma más completa.

¿La conclusión? ¡Reciclar es bueno para todos!

Deja un comentario

Deja un comentario