El laboratorio rodante que tiene la Universidad de Talca desarrolló actividades con hijos de temporeros durante el mes de enero y ahora se enfoca en incrementar el número de establecimientos incorporados al programa.

Un positivo balance de sus actividades realizó el equipo del “Trucklab: ciencia y tecnología sobre ruedas” de su primera temporada de trabajo con estudiantes de la Región del Maule. En cifras, más de 3 mil alumnos de 50 establecimientos educacionales quienes en forma periódica efectuaron actividades científicas prácticas en sus instalaciones, a los que se suman cerca de mil 500 estudiantes de la Región de los Lagos que visitaron el laboratorio durante una gira realizada en diciembre pasado.

Este inicio de año comenzó también con actividades, apoyando al programa gubernamental Centros para Niños con Cuidadores Principales Temporeros, una iniciativa que coordina el Ministerio de Desarrollo Social y que busca atender a menores cuyos padres trabajan principalmente en labores agrícolas en esta época estival.

“Fue una excelente experiencia. Los niños se mostraron muy motivados y con muchas ganas de aprender sobre ciencias, aprovecharon mucho el espacio y las actividades que realizamos con ellos”, comento la profesora encargada de este espacio educativo, Tania Mascaró.

Ahora el espacio de ciencias itinerante de la UTALCA se encuentra planificando sus actividades para este segundo año de funcionamiento. “La motivación en varios de los colegios que intervenimos fue mucha y algunos de ellos implementarán laboratorios para replicar en parte lo que existe en el Trucklab. Por esta razón, pensando en que los profesores de estos establecimientos ya están capacitados, esperamos aumentar nuestra cobertura a nuevos establecimientos principalmente de sectores rurales y vulnerables donde los profesores aún no han sido capacitados”, indicó la profesora, quien se encuentra en proceso de contactar a algunos establecimientos interesados en participar en el proyecto.

Otro ámbito que quieren abarcar, son actividades científicas que incorporen a toda la familia, pensando en que estas experiencias no sólo son motivantes para los más pequeños sino también ayudan a que los padres observen que desarrollar estas competencias en los niños y niñas es positiva y los apoyen en aumentar estas capacidades. “El hogar es vital para que el niño se incentive por el área de las ciencias y no lo vean como algo lejano, por ello queremos involucrar a las familias en algunas actividades”, puntualizó la profesional del Trucklab.

Este espacio científico itinerante se creó con el apoyo del Ministerio de Educación, el Gobierno Regional del Maule y la Universidad de Talca para acercar la ciencia a niños y jóvenes de toda la Región, que en muchos casos no tienen la posibilidad de desarrollar actividades prácticas en sus colegios relacionadas a física, química y biología, siendo un complemento a lo que aprenden sus aulas.

Deja un comentario

Deja un comentario