Con preocupación y desconcierto se mostraron los tripulantes pesqueros de la Región del Bío Bío, después de conocer las imágenes de un reportaje de televisión que mostró la operación de mafias que trafican merluza, principalmente en las Sexta y Séptima Regiones del país.

Esto se une al resultado de una nueva fiscalización de Sernapesca realizada el lunes, que permitió el decomiso de 784 kilos de ese recurso pescado ilegalmente, procedente de Maule. La carga iba a ser comercializada en distintos puntos de la región del Bío Bío.

El presidente del Sindicato de Tripulantes de la Región del Bio Bio Hugo Roa, fue enfático y precisó “es una verdad que se sabe, pero que nunca antes se había a dado a conocer con imágenes. Nosotros sabemos que la pesca ilegal de merluza supera varias veces la cuota que se establece al año, pero no se sabía cómo estos pescadores ilegales se mueven para poder traficar. En el reportaje quedó claro”, enfatizó el dirigente.

Pero la preocupación más persistente de Roa y los tripulantes que representa, es la estabilidad laboral, ya que si la pesca ilegal se mantiene de aquí a diez años no habrá recurso que capturar y su trabajo podría terminarse, incluso, antes de ese plazo. “Esto es extremadamente grave. La gente que se dedica a la pesca ilegal no se da cuenta del tremendo daño que está haciendo. En primer lugar a ellos, porque si no tienen para pescar se van a morir de hambre. Luego vienen todos los trabajadores de la pesca que nos vamos a quedar sin trabajo, porque no habrá recursos que capturar y la pesca industrial cerrará. Y si la industria cierra será un tremendo golpe a la economía del país y sobre todo a las regiones que basan su economía de la actividad en el mar”.

Roa realizó un llamado a las autoridades para seguir en la senda de las fiscalizaciones, pero a intensificar las sanciones y respaldó el llamado que hacen los pescadores de caleta Portales. “Ellos fueron muy conscientes al hacer notar a sus propios compañeros que los ilegales están matando su trabajo. Llaman a denunciar y a ser obedientes con las cuotas. Eso me parece muy honesto, ya que los artesanales son los que viven con este tráfico, pues la industria tiene toda su actividad controlada y certificada”, destacó.

Deja un comentario

Deja un comentario