Existen un total de 1073 sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el mundo (a partir de enero de 2018: 832 culturales, 206 naturales y 35 mixtos). La UNESCO hace un gran trabajo preservando el patrimonio cultural de la humanidad en todo el mundo, protegiendo de la mano del hombre y su voraz destrucción las estructuras arquitectónicas y naturales más sobresalientes que existen.

Aquí les dejamos una lista de 3 de los monumentos de la naturaleza más bellos que existen protegidos por la UNESCO.

  1. Parque Nacional Rapa Nui

La Isla de Pascua, Chile, alberga al Parque Nacional Rapa Nui, un enclave fascinante y lleno de enigmas conocido mundialmente por sus estatuas Moai. Se necesita tomar un vuelo de cinco horas desde la capital de Chile, Santiago para llegar a la isla de Pascua. Misteriosa, poco accesible y aislada, esta isla volcánica de la Polinesia es en un destino de ensueño para intrépidos viajeros que deseen alejarse de destinos comunes. Sus icónicos Moai, enormes estructuras paleolíticas en forma de cabezas humanas, talladas de una piedra volcánica llamada toba, son la fascinación de los turistas. El Parque Nacional Rapa Nui fue agregado a la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1995.

Practicando senderismo, en bicicleta y acampando, es la manera más ecológica, grata y asequible de conectar con lo que este parque tiene que ofrecer.

Hay 887 estatuas Moai conocidas, la más alta mide 21 metros de alto, pesa más de 160 toneladas y la altura promedio de las estatuas es de 4 metros. Se cree que los nativos crearon las estatuas Moai en honor a sus antepasados ​​masculinos significativos, y la mayoría de las estatuas Moai se sitúan en los asentamientos de clanes originales, por lo que se sugiere que las estatuas fueron protectoras de los clanes y sus áreas ceremoniales.

Hay 10 estatuas Moai en exhibición en otras partes del mundo y Chile ha alzado su voz para que sean devueltas a Isla de Pascua.

  1. Parque Nacional Tongariro

Conocida en todo el mundo por sus hermosos paisajes, playas vírgenes, calas misteriosas y montañas imponentes, Nueva Zelanda es el destino ideal para una escapada. Hay mucho que hacer para los amantes de la naturaleza, los aventureros y aquellos que buscan paz y tranquilidad. En este bello país se encuentra el Parque Nacional Tongariro, primer parque nacional de Nueva Zelanda y hogar del Monte Doom, Mordor y una serie de lagos, volcanes y montañas espectaculares que conforman el mundo mágico de la Tierra Media.

La formación de roca volcánica, el paisaje árido y las montañas misteriosas son el deleite de cualquier turista que quiera conectarse con la naturaleza en su forma más primigenia.

Una de las actividades más interesantes a realizar en el Parque Nacional Tongariro, es caminar por el famoso cruce alpino Tongariro. Esta caminata toma alrededor de ocho horas y son ocho horas de interminables paisajes impresionantes, lagos vibrantes, imponentes cráteres y montañas nevadas.

Además del cruce alpino, hay miles y deslumbrantes excursiones que se pueden realizar en el parque. Caminar el sendero del lago Tama es una ruta de senderismo que no hay que dejar de realizar si se visita el parque. A medida que se avanza en esta caminata, se encuentran los lagos vibrantes del Monte Doom y el volcán activo, Mount Ruapehu.

También se puede explorar el Parque en helicóptero y sobrevolar lugares espectaculares y volcanes activos.

Otra de las atracciones de este maravilloso parque consiste en esquiar o hacer snowboard en un volcán activo llamado Mt Ruapehu, uno de los tres volcanes activos en el Parque Nacional Tongariro.

Para completar la visita al Parque Nacional, hay que ver las cataratas Taranaki. Visitar estas cataratas implica un viaje de dos horas. Independientemente de la temporada, esta cascada de 20 metros es exuberante y completamente impresionante.

  1. Islas Galápagos

 Visitar las Islas Galápagos en Ecuador, es como caminar en medio de un documental de vida silvestre. Viajeros de todo el mundo disfrutan al ver y entrar en contacto con la increíble variedad de animales endémicos de la isla. Pingüinos, lobos marinos, tortugas gigantes, iguanas marinas, piqueros de patas azules, halcones, la lista es interminable. Aquí, los visitantes pueden realmente conocer de cerca y en forma personal a algunos de los animales salvajes más raros del planeta. En las Galápagos, hay más de 400 especies de peces, y más de 50 especies endémicas. También hay más de 800 tipos de moluscos, que incluyen ostras, sepias, caracoles, calamares y pulpos. Esto hace que las islas sea un lugar ideal para los amantes de los mariscos, así como un paraíso para buceadores.

Las iguanas marinas de las Galápagos, son los únicos lagartos conocidos que pueden nadar.

Las tortugas gigantes de las Islas Galápagos son probablemente su especie más emblemática. De hecho, el nombre Galápagos proviene de la antigua palabra española para silla de montar, una referencia hecha a la concha de esta tortuga. Estas gigantes pueden vivir fácilmente hasta 150 años.

Aunque Charles Darwin en realidad no descubrió las Galápagos, su nombre está intrínsecamente vinculado a las islas. Llegó a ellas en 1835, que fue 300 años después de que las islas fueron descubiertas en 1535 cuando un barco se salió de su curso. Sin embargo, su visita de cinco semanas dio como resultado su teoría de la evolución, que presentó en «El origen de las especies», publicada en 1859.

Las Galápagos también fueron refugio de piratas dada su estratégica ubicación. En las Galápagos los piratas del Siglo XVI se escondían, así como escondían sus botines y en las islas encontraban buenos suministros de comida y agua dulce, razón por la cual los bucaneros eligieron estas islas como su lugar ideal.

Si amas la naturaleza, el senderismo, los viajes y visitar lugares vírgenes, debes incluir estos tres destinos en tu lista de lugares a visitar. No podrás contener el aliento ante tanta magia, exuberancia y belleza natural.

 

 

 

 

Deja un comentario

Deja un comentario