Según la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, CONASET, las multas por el no uso de sillas de seguridad infantiles se duplicaron en los últimos dos años en Chile. ¿Cuál es el peligro de no efectuar un traslado seguro de los niños? Abordamos con especialistas los principales riesgos.

En Chile, los accidentes de tránsito son la primera causa externa de muerte en niños de 1 a 14 años. Aunque el uso de sillas de seguridad para niños en autos es obligatorio por ley, no siempre es adoptado por los padres.

De hecho, según el balance 2017 de la CONASET, en los últimos dos años las infracciones por el no uso de este dispositivo de seguridad aumentó de 4.232 a 8.575, pero se redujo el número de niños fallecidos menores de 12 años de 37 a 17.

Considerando esta realidad, la Dra. Carolina Herrera, Jefa de la Unidad de Pacientes Críticos de Clínica Avansalud, es enfática en su llamado a generar conciencia sobre el uso de la silla en niños. “El uso de estos dispositivos es fundamental, ya que ayuda a disminuir en un 40% las lesiones mortales y en un 70% el riesgo de lesiones graves en los menores”, comenta.

En cuando a las lesiones, según la Dra. Herrera éstas pueden ser ilimitadas, pero la mayoría son del ámbito traumatológico, dado las secuelas que deja el impacto de un niño contra el interior de un auto, e incluso la eyección del mismo. El llamado de la especialista es a concurrir de inmediato a un centro asistencial, ya que puede haber otros riesgos “invisibles” que pueden representar riesgo. “Un trauma abdominal cerrado, por ejemplo, es una lesión muy difícil de detectar si no la evalúa un especialista, por eso es importante no dejar pasar mucho tiempo entre ocurrido el accidente, ya que el paso de las horas puede tener consecuencias incluso fatales”, indica.

El uso debe ser el correcto

Por otra parte, el Dr. Raúl Vargas, Jefe de Pediatría de Clínica Tabancura agrega que el traslado seguro de los niños pasa también por efectuar un uso apropiado de las sillas en cada caso. “Lo recomendable es que estos sistemas de retención infantil, previamente certificados, estén siempre instalados y orientados en la posición correcta, lo que variará de acuerdo a la edad y peso de los niños, factores que también influirán en el formato de la silla”, indica.

El especialista, entrega la siguiente guía sobre cómo llevar de forma segura a los niños y niñas en el auto:

· Silla nido: para bebés de 2 a 10 kilos, debe ir mirando hacia atrás

· Silla convertible: para bebés de 2 a 18 kilos, deben ir mirando hacia atrás hasta los 4 años o hasta que la silla lo permita. Para los niños de 18 a 29 kilos, deben mirar hacia adelante y utilizar arnés interno

· Silla combinada: para niños de 18 a 36 kilos, deben ubicarse mirando hacia adelante y utilizar arnés interno. A medida que el niño va creciendo se transforma en butaca.

· Butaca con respaldo: para niños de 29 a 40 kilos, deben ir mirando hacia adelante y utilizar cinturón de seguridad del vehículo

· Alzador: para niños de 29 a 40 kilos, debe ir mirando hacia adelante y utilizar cinturón de seguridad del vehículo

· Hasta los 9 años el niño o niña debe ir en silla de autos

· Hasta las 12 años, van sentados atrás y con cinturón

· El niño o niña debe usar cinturón de seguridad cuando pueda apoyar toda la espalda en el respaldo del asiento y los pies en el piso

· El cinturón debe cruzar por la mitad del hombro derecho y pecho. La banda inferior debe estar bien ajustada sobre la parte superior de los muslos y no debe quedar sobre el abdomen

Deja un comentario

Deja un comentario