Más parecida a una experiencia terapéutica que a un estricto trabajo y exigencias actorales, es el Laboratorio de Teatro Experimental y Formación de Actores, que se inició en el Centro de Extensión “Pedro Olmos”, de la Universidad de Talca.

El actor y director de este taller, Mauricio Cepeda, es el encargado de desarrollar este programa formativo abierto que está dirigido a personas desde los 15 años y sin límite de edad tope.

Actuación, voz, movimiento, espacio escénico, dramaturgia del espacio, estilos de teatro y terapia de risa, son algunos de los aspectos que Mauricio Cepeda, abordará en este laboratorio, que funciona bajo el alero de la Dirección de Extensión de la Universidad de Talca.

“Nos alejamos un poco del teatro tradicional porque involucramos a las personas desde las emociones. Nos interesa que se sientan bien, que tomen la experiencia como un juego, como algo grato, como una terapia anti estrés”, relató Cepeda, quien estudió terapia de risa en Buenos Aires.

El docente aclaró que el trabajo que se realiza no corresponde al de una compañía de teatro, aunque al término de cada periodo, el grupo presenta una obra, con la idea de hacerlo bien en el escenario, pero nunca pasarlo mal.

A diferencia de años anteriores, el Laboratorio de Teatro Experimental funcionará en dos etapas: la primera hasta junio y, el segundo periodo, desde agosto a diciembre.

Las clases se realizarán los lunes, de 19:00 a 21:00 horas y sábado, de 16:00 a 18:00, en el Centro de Extensión “Pedro Olmos”. Las inscripciones permanecerán abiertas aún cuando el laboratorio se haya iniciado, precisó Mauricio Cepeda, quien dirige la Compañía de Teatro Walymai.

Deja un comentario

Deja un comentario