Durante su segunda Cuenta Pública, el presidente Sebastián Piñeradedicó un espacio a la lucha contra el narcotráfico que, a raíz de los “narcofunerales” y la violencia que se vive producto del tráfico de drogas, se han transformado en una de las demandas más importantes de la ciudadanía.

Fue en ese contexto que anunció el fortalecimiento con planes especiales de funcionarios de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI) “en 33 barrios que han sido identificados previamente con la presencia de bandas de narcotraficantes”.

Para ello, dijo, se crearán unidades especializadas que “garanticen la erradicación de esta verdadera cultura de violencia y muerte que representa el narcotráfico”.

¿Qué comunas mantienen redes de narcotraficantes?

Se trata de 33 barrios de igual número de comunas en el país, que en su desglose se identifican 11 en la región Metropolitana y 22 ciudades a lo largo del país. Sin embargo, ante la evidencia de los números que resolvió un estudio del Gobierno, el verdadero paraíso de los narcotraficantes está en el Gran Santiago.

Las comunas

1 Quilicura 0,48
2 San Bernardo 0,47
3 La Pintana Barrio 1 0,45
4 Antofagasta 0,43
5 Maipú 0,43
6 La Pintana Barrio 2 0,40
7 Puente Alto 0,37
8 Rancagua Barrio 1 0,35
9 Alto Hospicio 0,35
10 Huechuraba 0,34
11 Rancagua Barrio 2 0,33
12 Valparaíso Barrio 11 0,31
13 Lo Espejo 0,31
14 Rancagua Barrio 1 0,31
15 Cerro Navia 0,29
16 Iquique 0,28
17 San Joaquín 0,27
18 Rancagua Barrio 3 0,27
19 Temuco Barrio 1 0,26
20 Copiapó 0,26
21 La Serena 0,25
22 Temuco Barrio 2 0,24
23 San Pedro de la Paz 0,24
24 Talca Barrio 1 0,23
25 Puerto Montt 0,22
26 Valparaíso Barrio 2 0,22
27 Valdivia 0,21
28 Talca Barrio 2 0,21
29 El Bosque 0,21
30 Coyhaique 0,19
31 Coquimbo 0,19
32 Viña del Mar 0,19
33 Punta Arenas 0,15

Para este informe, las autoridades consideraron en el análisis la concentración espacial de ciertos hechos de relevancia criminal. En primera instancia, indica el informe, fueron identificados 33 barrios que concentraban más del 25% de los siguientes delitos respecto al total comunal. Es decir, no se tomó en cuenta labores de inteligencia o trabajo de las policías especializadas, sino hechos.

Según el estudio, al cual tuvo acceso BiobioChile, se consideraron los siguientes temas en la evaluación:

Homicidios: Corresponden a la muerte por parte de terceros de una persona en forma premeditada. Se consideran los hechos de parricidio, homicidio calificado, homicidio en riña o pelea, infanticidio y femicidio.

Hallazgo de cadáver: Encontrar un cadáver del que no se tiene conocimiento alguno acerca de su deceso.

Hallazgo de vehículo: Encontrar un vehículo abandonado del que no se tiene denuncia de haber sido robado.

Infracción a la ley de armas: Posesión, tenencia o porte de armas sujetas a control.

Ley de drogas: Encontrar droga sin que se tenga conocimiento de su origen o eventuales personas a las que imputarles su titularidad.

Órdenes de aprehensión: Orden judicial de detención que se emite en contra de un individuo que no ha comparecido en un juzgado en la fecha y hora pactadas, o cuando éste no ha pagado una multa.

Violencia intrafamiliar: Todo maltrato que afecte la vida o la integridad física o psíquica de quien tenga o haya tenido la calidad de cónyuge del ofensor o una relación de convivencia con el ofensor, o bien, cuando esta conducta ocurre entre los padres de un hijo común, o sobre un menor de edad, adulto mayor o discapacitado que se encuentre bajo el cuidado o dependencia de cualquiera de los integrantes del grupo familiar.

Presunta desgracia: Es la denuncia de desaparición de una persona menor de edad del ámbito de protección de sus padres o de quienes tengan su tuición o cuidado personal, sin que éstos sepan donde se encuentra, con el objetivo de que la policía indague si ha sido víctima de algún delito o cuál es su paradero.

Lesiones leves, menos graves, graves y gravísimas: Se refiere a las acciones maliciosas e intencionales que dañan la integridad física de la persona.

Amenazas: Corresponden a las acciones en las cuales su autor anuncia que va a causar daño a una persona o a sus familiares, miembros de su hogar, a sus bienes, trabajo u otros. Puede o no presionar para que se efectúe un comportamiento en particular.

Robo con violencia e intimidación: Se define como la apropiación de un bien mueble ajeno mediante el uso de amenazas antes, durante o después del hecho. Por ejemplo, el uso de arma blanca o de fuego como amenaza para entregar un bien.

Robo por sorpresa: Se define como la apropiación de un bien mueble ajeno mediante el uso de una acción sorpresiva e imprevista sobre la persona sin uso de la violencia o intimidación.

Violaciones: Corresponde a aquellos ilícitos en los cuales se accede carnalmente, por vía vaginal, anal o bucal, a la víctima.

Vulneración de derechos de NNA: Niños, niñas y adolescentes (NNA) que sufren vulneración de sus derechos.

Dentro del informe que se realizó a través de un convenio de colaboración técnica con la Universidad Adolfo Ibáñez, se buscó conocer el nivel de criticidad criminal para los barrios identificados. Para ello, se realizó un estudio de co-ocurrencia, para correlacionar los fenómenos delictivos y de vulnerabilidad social en espacios determinados con el fin de caracterizar y priorizar los barrios, señala el documento.

Deja un comentario

Deja un comentario