Una fiscalización de la Superintendencia de Educación Escolar, de la Región del Maule, se realizo en dos establecimientos del Maule Sur, donde se fiscalizo infraestructura y las instalaciones deportivas de los colegios.

La visita, fue encabezada por el Director Regional de la Superintendencia de Educación Escolar (Supereduc), Marcelo Torres Tapia, quien junto al Director Provincial de Educación Jorge Tapia Álvarez y las fiscalizadoras de la Supereduc, María Angélica Hernández y Nancy Veloso, quienes, en conjunto, inspeccionaron las dependencias del Instituto Linares y del Liceo Comercial, de esta misma ciudad.

Entre mayo y agosto de este año, la Supereduc de la Región del Maule, ha fiscalizado en materia de Infraestructura e Implementación deportiva 406 colegios y solo 23 de estos, presentaban algunos problemas de infraestructura y 30, tenían problemas deficientes en implementación deportiva.

Cabe recordar que la fiscalización se produce luego que en enero de este año, un niño de ocho años murió aplastado por un arco en un colegio de La Florida.

En Linares, el Director de la Superintendente de Educación Escolar, de la Región del Maule, Marcelo Torres Tapia, señalo que: “Hemos constatado en nuestras 406 fiscalizaciones, que lo más importante, es que en términos generales el 92,61% cumple con la normativa en cuanto a implementos deportivos y 94,33 cumplen en seguridad e infraestructura”, explicó el Torres Tapia.

María Angélica Hernández, Fiscalizadora de la Supereduc, señalo, con respecto a este proceso que: “Las Inspecciones realizadas bajo la mirada de esta nueva administración de la Supereduc, son efectuadas con una visión pedagógica, plus que ha venido a entregar el nuevo director regional, que siendo docente, le da esa garantía a los establecimientos al considerar que los fiscalizadores asesoren y/o enseñen primeramente, con fundamento la norma, antes de aplicarla”, señalo Hernández.

Entre los problemas más frecuentes que reveló la fiscalización figuran estructuras de fútbol y basquetbol sin fijaciones, tubos de fierro no protegidos o que sobresalen del piso, techumbre en mal estado, canchas con pisos deficientes y desnivelados, espacios deportivos con escombros, basura y elementos cortantes, enchufes no recubiertos, implementos deportivos oxidados o con desperfectos, árboles que presentan peligro, muros deteriorados y zonas de juego con puntas de fierro peligrosas.

Cabe destacar que para prevenir accidentes escolares la Supereduc y la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS) elaboraron un manual que será repartido en los colegios y que considera recomendaciones sobre seguridad en patios de recreo, en prácticas de educación física, en equipamiento deportivo básico, en vías de circulación y evacuación, además de que se refiere a las condiciones en que deben estar las zonas de seguridad.

Deja un comentario

Deja un comentario