La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) finalizó un procedimiento sancionatorio en contra la Sociedad Comercial Antillal Ltda., titular de la empresa Frigorífico Antillal, luego de la presentación de denuncias ciudadanas por reiterados ruidos molestos (principalmente durante la noche), dificultando el diario vivir de los vecinos del sector colindantes a dicha empresa.

Frente a lo anterior, funcionarios de la Oficina Regional de la SMA del Maule, realizaron distintas fiscalizaciones, a través de las cuales se detectó el siguiente incumplimiento permanente de la Norma de Ruido establecida en el D.S. N° 38/2011 del Ministerio del Medios Ambiente:

  • La obtención, de Nivel de Presión Sonora Corregido (NPC) nocturno de 47 dB(A) medidos en el receptor L1, ubicado en la zona rural con nivel máximo permisible de 45 dB(A); y la obtención de NPC nocturno de 49 dB(A) medidos en el receptor L1, ubicado en zona rural con un nivel máximo permisible de 45 dB(A).

Esta infracción fue clasificada como grave por la superación constante de los límites máximos de niveles de presión sonora corregidos establecidos para áreas rurales. Además, es importante destacar que el titular tampoco cumplió todas las acciones del Programa de Cumplimiento comprometido durante el año 2017 (principalmente la instalación de dos barras acústicas para mitigar el exceso de ruido).

A raíz de este hecho la SMA reinició el procedimiento sancionatorio contra la compañía y aplicó una multa consistente en el doble de la multa obtenida originalmente, esto es 36 Unidades Tributarias Anuales (UTA), equivalentes a $20.742.912 millones, considerando el incumplimiento del programa de Cumplimiento presentado.

Cabe destacar que, si la empresa infractora resuelve pagar la multa mencionada dentro de los cincos días hábiles desde la notificación, se le reducirá un 25% del valor de la multa.

Deja un comentario

Deja un comentario