La tarde de este jueves un sismo de magnitud 6,6 grados en la escala de Richter sorprendió a la zona central del país, el que fue seguido por más de 30 réplicas que se han presentado en las últimas horas. Ante esto, los expertos,  señalaron que se trataría de una reacomodación de las placas, las que se estarían preparando para un nuevo terremoto.

El director del Centro Sismológico Nacional, Sergio Barrientos, sostuvo: «La localización de este sismo es en el extremo norte de la zona de ruptura del terremoto del año 2010, o sea, está relacionado con el terremoto del año 2010, sin embargo, creemos que ha transcurrido tanto tiempo, que esta zona había tomado su nivel habitual de sismicidad, pre 2010, consideramos que ya podría ser una réplica tardía».

«Pero si es parte (el sismo 6.6) de un precursor de una nueva situación que pueda darse un poco más al norte, justamente es en la zona de Pichilemu y Los Vilos, donde uno podría esperar un terremoto en el futuro, no sabemos cuándo. La placa de Nazca está penetrando bajo la placa Sudamericana y, mientras más reciente ha sido el terremoto más grande que ha ocurrido en esa región, es menos probable que ocurra un terremoto equivalente», enfatizó.

En la entrevista realizada por Mega Noticias, Barrientos explicó que «en la zona central, entre Pichilemu y Los Vilos, los terremotos importantes y de los que tenemos historia, en 1985 y 1971 han sido dos que han activado dos zonas en esta región, de manera que uno podría pensar que los próximos terremotos importantes serían 80 años después de 1985», aseveró.

 

¿Seguirá temblando en nuestro país?

Sin embargo el experto sismológico recalcó que «en Chile puede ocurrir cualquier cosa en cualquier momento, un terremoto magnitud 7,5 que puede llegar a causar daño localmente, puede ocurrir en cualquier parte y en cualquier momento», putualizó.

«Nosotros registramos, sin que haya habido este temblor 6,6, más de 20 sismos de magnitud 3 o superior diarios en nuestro país, o sea, está temblando diariamente, sólo que los sismos de magnitud 6 se dan menos y de magnitud 6, 7 ó 8, debe haber uno al año en nuestro país».

 

¿Qué pasa con la Falla de San Ramón?

Al ser consultado sobre la falla de San Ramón, Sergio Barrientos manifestó que «la falla de San Ramón tiene una actividad mucho más lenta, las tasas de formación en la placa de Nazca, bajo la placa Sudamericana, son de 6,5 centímetros cada año».

Por último dijo que «en la falla de San Ramón hay dos eventos registrados y documentados, evidenciados por los desplazamientos que se dejan ver en el registro palio sismológico que ocurrieron hace 18 mil o 17 mil años atrás. Entonces las tasas de actividad son distintas en la productividad y en el tiempo», destacó.

Deja un comentario

Deja un comentario