Tres meses de diligencias que fueron encabezadas por el Fiscal jefe de Molina Miguel Gajardo y que realizó la Brigada Antinarcóticos de la PDI, permitieron detener a un total de siete personas que abastecían de droga a diversos consumidores de la Provincia de Curicó.
Tras una serie de diligencias especiales que permite la Ley 20.000 se logró establecer que la tarde del jueves una importante transacción se realizaría en Santiago con gente que había viajado a Iquique a comprar pasta base de cocaína para luego distribuirla en la zona centro norte de la región.
El Fiscal Gajardo señaló que “los siete detenidos son de la región y en poder de ellos se logró incautar un total de tres kilos y medio de pasta base de cocaína con la que se pretendía elaborar un total cercano a treinta y cinco mil dosis por un valor de veinte millones de pesos. Hoy fueron llevado a control de detención y se fijo ampliación de detención hasta el próximo martes.”
Del total de detenidos tres eran los que viajaron al norte del país y los otros cuatro, tres de ellos primos, eran los financistas de esta ilegal operación.
A las 12 horas del martes todas estas personas serán nuevamente puestas a disposición del Tribunal de Garantía de Curicó para ser formalizadas por el delito de tráfico de drogas.

Deja un comentario

Deja un comentario