Director (PyT) Omar Gutiérrez llamó a municipalidades y vecinos a organizarse para postular nuevas iniciativas de veredas y arborización, pavimentos y repavimentación.

En la villa Yerbas Buenas de Linares se iniciaron los trabajos de pavimentación participativa correspondientes a la región del Maule, que transformarán en realidad los proyectos seleccionados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.
Las obras fueron inspeccionadas por la gobernadora de la provincia de Linares, Claudia Aravena, junto al director (PyT) de Serviu Maule, Omar Gutiérrez, acompañados por Walterio Muñoz, vicepresidente del comité de adelanto del sector.
El dirigente explicó a las autoridades que su proyecto implicará -en 90 días- reponer los deteriorados pavimentos en cuatro pasajes de su villa, más la construcción de un colector de aguas-lluvia que resolverá los anegamientos, gracias a una inversión pública por más de $137 millones.
Las faenas en la villa Yerbas Buenas de Linares son un ejemplo en la implementación del programa Pavimentos Participativos en las comunas de Linares, Colbún, Parral y San Javier, que implicará construir poco menos de 25 mil metros cuadrados de vías urbanas, con una inversión que sobrepasa los $1.312 millones a nivel provincial.
“Estamos entregando soluciones reales a problemas requeridos por la comunidad. Esperamos que este trabajo participativo con la comunidad se siga realizando. Esperamos en el año 2015 tener nuevos trabajos de esta misma índole”, indicó la gobernadora Claudia Aravena.
En esta misma línea, el director (PyT) de Serviu Maule hizo un llamado a las municipalidades y a las vecinas y vecinos a participar en la organización, definición y postulación de nuevos proyectos.
“El llamado es a organizarse para presentar proyectos en tres líneas de financiamiento: veredas y arborización, pavimentos participativos y repavimentación. Esta última alternativa es una buena solución para el deterioro de los pavimentos en las comunidades”, subrayó Omar Gutiérrez.
La autoridad habitacional agregó que “esperar las inversiones del nivel central, a veces, es más demoroso que hacer el esfuerzo del ahorro y la organización de los vecinos y lograr en un plazo más breve la concreción en la mejoría de sus barrios”.
En la región del Maule, el llamado 23 del programa de Pavimentos Participativos del Minvu –actualmente en ejecución- contempla la construcción de 64.119 metros cuadrados de nuevos pavimentos, que suman una inversión gubernamental por más de $2.996 millones.
Estas obras serán implementadas en las comunas de Curicó, Hualañé, Molina, Romeral, Teno, Talca, Maule, Rio Claro, Constitución, Curepto, Linares, Colbún, Parral y San Javier.
Para acceder a este beneficio, lo primero es organizar en el vecindario o localidad un comité de pavimentación. Luego, el comité de pavimentación postula en la Secretaría Comunal de Planificación (Secplac) de la municipalidad respectiva. Cuando el municipio no pueda brindar este servicio, la postulación se hace directamente en la Seremi de Vivienda y Urbanismo hasta el 30 de octubre de cada año.
El comité de pavimentación debe realizar un aporte mínimo que varía entre el 5% y el 30% del costo de la obra, quedando exentas de aportar las familias más vulnerables y aquellas del programa Quiero Mi Barrio.
La Municipalidad aporta entre un 5% y un 25% del costo de la obra y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo financia el resto de los recursos requeridos para completar el total del valor financiero del proyecto.

Deja un comentario

Deja un comentario