El organismo explica que los consumidores tienen derecho a recibir productos y servicios de calidad y en las condiciones prometidas. Esto vale si contrata una agencia de turismo, va a un restaurante, contrata un hotel o un camping, viaja en bus o avión o compra o contrata cualquier servicio.
Llegó el verano y ya muchas familias están disfrutando de su merecido descanso mientras que otras están contando los días para que este momento llegue luego. En este sentido, es importante que los consumidores conozcan sus derechos y sepan cómo ejercerlos, sobretodo en aquellos servicios relacionados con las vacaciones.

El director del SERNAC, Robert Fletcher, explica que esta época estival los consumidores aprovechan su tiempo libre para viajar, salir a tomarse un trago y visitar distintos lugares públicos.

La autoridad señala que los consumidores recuerden sus derechos: el principal es recibir productos y servicios de calidad y en las condiciones prometidas. Esto vale si contrata una agencia de turismo, va a un restaurante, a un pub o discoteca, contrata a un hotel o un camping, viaja en bus o avión o compra o contrata cualquier servicio.

El Director Regional recuerda que si un consumidor contrata una agencia de turismo, tiene derecho a que ésta le entregue información veraz y oportuna sobre las condiciones relevantes del servicio, los destinos y lugares que incluye, el precio final, restricciones etc. y a que todo lo informado y contratado se cumpla al pie de la letra.

“No valen en este tipo de contratos aquellas cláusulas en que la empresa se desentienda anticipadamente de su responsabilidad, pues las agencias actúan como intermediaria en la prestación de los servicios de turismo, y por lo tanto deben responder directamente ante el consumidor frente a cualquier incumplimiento en el servicio comprometido”, dice Robert Fletcher.
Si contrata un servicio de alojamiento como un hotel o posada, igualmente tiene derecho a que se cumplan todas las condiciones ofrecidas, publicitadas y convenidas. Esto es, por ejemplo, que si el hotel le promete habitaciones con televisor, tv cable, estacionamiento, aire acondicionado, etc., es exactamente eso lo que debe recibir el usuario. Lo mismo si contrata un servicio de un camping, por lo que si el proveedor anuncia que el lugar está rodeado de bosques y lagos, pero nada de eso se cumple, está cometiendo una infracción, agrega el Director.

La autoridad agrega que para evitar estafas en arriendos de verano, es importante contratar sólo en el comercio, como las corredoras de propiedades. Así podrá exigir que le entreguen la información relevante sobre la propiedad, ubicación y características y que todo lo ofrecido se cumpla. Si por ejemplo, le ofrecen una casa cerca de la playa, eso debe recibir y no encontrarse con la decepción que la propiedad estaba en la punta de un cerro. Además podrá reclamar ante cualquier incumplimiento y exigir las indemnizaciones que correspondan.

Es importante exigir un contrato por escrito donde queden registradas todas las promesas y siempre verifique que la propiedad existe antes de realizar cualquier pago anticipado. Visitarlo en lo posible, aconseja el Director.
Asimismo, si va a un restaurante, tiene derecho a conocer claramente los precios y que éstos se respeten. No existe la propina legal del 10% de lo consumido. Este es un aporte totalmente voluntario y el consumidor sólo está obligado a pagar el consumo que señala la cuenta. Además se debe informar clara y oportunamente la modalidad de pago, dice.

Si acude a una discoteca o pub, sepa que no son válidas aquellas cláusulas del tipo “nos reservamos el derecho de admisión” pues pueden dejar abierta la posibilidad de discriminaciones. Y los consumidores tienen como derecho básico no ser discriminados arbitrariamente ni a que se les niegue injustificadamente un servicio.

Los pasajeros de transporte también viajan con sus derechos, ya sea en buses, trenes o aviones. El principal derecho es a ser transportados en condiciones de seguridad, respetando las normas y velocidades autorizadas en el caso de los buses, añade la autoridad regional.

También tienen derecho a que se respete lo acordado, horarios, precios finales informados, itinerario etc. y a que el equipaje llegue en buen estado o que la empresa responda si no es así.

El Director enfatiza que es importante que los consumidores conozcan sus derechos y se atrevan a ejercerlos. Pero es todavía más relevante la disciplina de la industria turística, pues está en juego la confianza de los consumidores y la imagen del país en un mercado tan importante como éste. Un turista contento seguramente volverá.

Deja un comentario

Deja un comentario