A propósito de la cercanía de Navidad, el SERNAC recordó a los Viejitos y Viejitas Pascueras comprar juguetes sólo en el comercio establecido y correctamente rotulados para no arriesgar a los niños con productos inseguros.
Un estudio del SERNAC constató que todavía existen en el mercado juguetes que no cumplen con la rotulación exigida al contener información en otro idioma o no contar con instrucciones para un uso seguro, como la advertencia de si tiene partes pequeñas o la edad recomendada. Por ejemplo, 30% de la muestra tenía la advertencia “contiene partes pequeñas” en inglés; 28% de la muestra de juguetes rotulaba “no apropiado para niños menores de 3 años” en el mismo idioma1.
Asimismo, se han detectado incumplimientos en las propiedades físicas y mecánicas de los juguetes. El estudio del SERNAC, detectó que el 75% de la muestra analizada no cumplía con algunos requisitos del Reglamento de Juguetes respecto a las propiedades mecánicas y físicas relacionadas con la seguridad.
El organismo llevó a laboratorio una muestra de juguetes realizando varias pruebas que revelaron por ejemplo, que más del 35% de los juguetes de la muestra no cumplió con el ensayo de bordes filosos, y un porcentaje similar presentó problemas de funcionamiento tras dejarse caer desde una distancia menor. Uno de los juguetes para bebés no cumplió con el largo de cuerda exigido.

El SERNAC recomienda a los consumidores no comprar juguetes que no tengan la información de sus etiquetas en castellano, pues pueden contener advertencias de seguridad que no se entiendan.

Es importante fijarse en la edad recomendada y no comprar juguetes no aptos para la edad del niño pues puede representar un riesgo. Por ejemplo, un ajedrez en manos de un niño pequeño donde pueda tragarse las piezas.

Fijarse en elementos básicos de calidad. Si compra una muñeca, un peluche o un juguete parecido, comprobar que los ojos, las orejas, etc. estén bien cosidos o pegados, sin que haya peligro de que se desprendan.

Si se trata de juguetes voladores, es importante que se advierta que no debe ser utilizado cerca de las líneas eléctricas, o si se compran juguetes náuticos, que tenga consejos de utilizar bajo la supervisión de un adulto.

Evitar juguetes que tengan bordes afilados, cortantes o en punta, principalmente para los niños menores.

Observar que el «pito» de los juguetes de goma que suenan no pueda desprenderse y ser tragado. Debe estar fabricado todo en una sola pieza.

Los juguetes sobre ruedas, como patinetas o patines, siempre deben utilizarse acompañados de un casco y un equipo de seguridad adecuado al tamaño del pequeño.

Los juguetes con proyectiles no están indicados para los niños pequeños. El uso inadecuado de esos juguetes podría causar serias lesiones en los ojos del niño.

La tarea de cargar las baterías o pilas de un juguete debe ser siempre supervisada por un adulto. No permita que su hijo pequeño maneje pilas o adaptadores.

Cuidado con el embalaje. Una vez se abran los regalos, desechar todas las envolturas plásticas para evitar que se conviertan en artículos dañinos para jugar.

Evite regalar a los niños más pequeños juguetes que tengan cuerdas o cordones largos que puedan causar ahorcamiento.

Asimismo, el SERNAC recuerda a los consumidores que tienen derecho a la garantía legal si los juguetes salen malos. Esto es, al cambio, la reparación o la devolución de lo pagado durante los tres primeros meses.
SERNAC hace también un llamado a las empresas a cumplir las normas pues el propósito final es la seguridad de nuestros niños, y a exigir, de la parte de sus propios proveedores, estándares de calidad y seguridad.

Deja un comentario

Deja un comentario