El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) anunció que inició una investigación tras recibir reclamos contra empresas que, tras la entrada en vigencia de la boleta electrónica -el 1 de enero pasado-, no están informando adecuadamente los precios de los productos y servicios.

Según detalló el organismo, dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo y responsable de cautelar y promover los derechos de los consumidores, ha recibido «una veintena» de denuncias de usuarios que relatan que en la góndola o mientras cotizaban se les informó un precio y que posteriormente, al pasar por caja a pagar y ver la boleta se dan cuenta que el monto, el costo se incrementó en un 19 por ciento, correspondiente al impuesto al valor agregado (IVA).

Entre las empresas denunciadas hay marcas de telefonía celular y multiservicios, retail, supermercados y cuentas de electricidad, entre otros.

«No es aceptable que una persona decida comprar un producto o contratar un servicio a un determinado precio y luego, al pagar, se dé cuenta que debe sumarle un 19 por ciento más correspondiente al valor del IVA porque eso podría haber cambiado su decisión de compra», dijo el director nacional del Sernac, Lucas del Villar, en un comunicado consignado por Cooperativa.

«La obligación de informar el precio final es un derecho que logramos instalar hace mucho tiempo, por lo que no puede haber un retroceso con la excusa de la nueva boleta», resaltó el abogado.

Del Villar agregó que, si bien la nueva normativa establece que las empresas deben publicar por separado en la boleta electrónica el precio neto del producto y el IVA, la Ley del Consumidor exige que se informe veraz y oportunamente el costo final del producto o servicio, con todos los cargos incluidos.

Deja un comentario

Deja un comentario