El Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, Robinson Flores, llamó a las juntas de vigilancias, asociaciones de regantes y usuarios a efectuar la debida limpieza en toda la infraestructura hidráulica de manera de evitar inundaciones por desbordes en episodios de lluvias que puedan afectar a centros poblados de la Región del Maule.

La autoridad recordó que el Código de Aguas establece que “el o los dueños del acueducto deben mantenerlo en perfecto estado de funcionamiento, de manera de evitar daños o perjuicios a las personas o bienes de terceros. En consecuencia, deberán efectuar las limpiezas y reparaciones que corresponda. El incumplimiento de estas obligaciones hará responsables al o a los dueños del acueducto del pago de las indemnizaciones que procedan, sin perjuicio del pago de la multa que fije el tribunal competente”, señaló el ingeniero quien agregó que “cada usuario del agua que corre por nuestros canales debe velar para su normal escurrimiento de manera de evitar daños e inundaciones. La Región del Maule es rica en terrenos cultivables y el agua debe ser bien ocupada”.

El personero además recordó que, en abril de cada año, la Dirección General de Aguas (DGA) del MOP dispone  el cierre de bocatomas hasta el mes de septiembre de manera de garantizar el normal escurrimiento de las aguas, normativa que es fiscalizada y penada con multas en Unidades Tributarias Mensuales (UTM).

El código de la especialidad, prescribe que el incumplimiento de las medidas que se adopten de acuerdo a las normas señaladas precedentemente, dentro de los plazos fijados, será sancionado con multas no inferiores a 20 ni superiores a 100 UTM. Agregando que estas multas serán determinadas por el Juez de Policía Local correspondiente a solicitud de los perjudicados, de las Municipalidades, Gobernaciones, Intendencias o de cualquier particular.

Deja un comentario

Deja un comentario