Tras un brote de intoxicación alimentaria que se produjo el fin de semana en la costa de Pelluhue y que afectó a cuatro personas y que en un comienzo fue sospechoso de salmonella, el Seremi de Salud, Hans Lungenstrass con un equipo de profesionales, fiscalizó este mediodía distintos puestos de venta de completos, con la finalidad de evitar el consumo de mayonesa casera en mal estado.

Sin embargo, esta tarde se confirmó que las personas fueron afectadas por la bacteria escherichia coli, lo que se debe a la mala manipulación y conservación de los alimentos. Igualmente era necesario realizar la fiscalización.
El recorrido se inició en los puestos de venta de completos, más conocidos como los “carritos”, ubicados en 6 Oriente con 2 Norte. En éstos – aunque suene irrisioro – no se encontró mayonesa casera, pero igualmente se fiscalizó el cumplimiento de otras normas sanitarias.
El Encargado del Programa de Alimentos de la Seremi de Salud, Cristián Muñoz, explicó que son varios los requisitos que se solicitan a los restaurantes para la elaboración de mayonesa, entre ellos, abastecimiento de agua potable, lavamanos, instalación lejos de focos de insalubridad (olores, humo, polvo), contar con sistema de evacuación de aguas residuales, paredes y piso de material impermeable no absorbente, lavable de color claro fáciles de limpiar y desinfectar, etc., al mismo tiempo, estos requisitos “impiden la autorización de elaboración de mayonesa casera en quioscos de completos y carros ambulantes”, reiteró Muñoz.
Por ello, la inspección desarrollada en la capital regional se basó también en requisitos estructurales que deben cumplir las instalaciones. Fue así, como el recorrido continuó en el famoso local de hot – dog “La Blanquita” y luego en los “carritos” de 5 Oriente con 2 Sur.
En estos locales se detectó algunas observaciones de índole menor y que los propietarios deben subsanar, tal como, mejorar la pintura del local, no tener plantas al interior, colocar tarimas en el piso, mantener el orden, aseo e higiene al interior del puesto de venta. Además, en todos los locales se solicitó la autorización sanitaria y en algunos, a través de un acta, se especificaron las observaciones.

En tanto, al local 2 ubicado en 5 Oriente, la Autoridad Sanitaria prohibió su funcionamiento ya que los alimentos no estaban refrigerados a la temperatura correspondiente y la misma persona manipulaba los productos y recibía el dinero. La propietaria del local, se molestó en reiteradas ocasiones con la autoridad. Mientras, que en el “carrito” 5 se dejó una notificación al propietario para mejorar el sistema de refrigeración, por lo cual, tiene un plazo de 24 horas para cambiar el artefacto.

Por su parte, tras la fiscalización, el Seremi de Salud, Hans Lungenstrass especificó que la medida se orienta a verificar las normas sanitarias en estos locales. “Nuestra preocupación especial es la venta de mayonesa casera, ya que la manipulación muchas veces no es la indicada ni tampoco la infraestructura es la ideal, se necesitan mesones limpios y con condiciones higiénicas especificas”, acotó.

PREVENCIÓN DE SALMONELLA

La Salmonella Enteritidis (SE) se puede encontrar en la yema del huevo, pero no hay que descartar la posibilidad de que las bacterias también se hallen en la clara. Por esta razón, se recomienda no comer huevos, yemas o claras de huevos crudos o semi-crudos, ni alimentos que los puedan incluir (ensaladas, salsas, etc.) o alimentos preparados sin un control riguroso como son las mayonesas caseras.

La enfermedad que produce la SE se denomina salmonelosis. Entre los síntomas que pueden aparecer se encuentran: náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, fiebre, mialgia y dolor de cabeza. El período de incubación es entre las 6 y 72 horas después de haber ingerido un alimento contaminado y los síntomas agudos persisten de 1 a 4 días. Un 2 por ciento de los enfermos puede desarrollar más tarde, dolores articulares y artritis.

Deja un comentario

Deja un comentario