La Resolución 1514 de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región del Maule, publicada el miércoles 15 de mayo, oficializó la acreditación del Comité Ético Científico (CEC) de la Universidad de Talca por un lapso de tres años, tal y como lo establece la Ley.

El CEC es un organismo autónomo que se encarga de analizar todos los proyectos de investigación universitarios que involucren la participación de seres humanos.

Su misión principal consiste en la responsabilidad de proteger los derechos, la seguridad y el bienestar de los sujetos de investigación. Es decir, que toda persona que participe en proyecto científico respaldado por la Corporación, podrá contar con un comité que analiza su trabajo de acuerdo a los estándares nacionales e internacionales de ética científica.

El rector de la Universidad de Talca, Álvaro Rojas, valoró la importancia de esta acreditación, pues considera que tener un comité autónomo con representantes de las comunidades universitaria y externa da cuenta del grado de complejidad que ha alcanzado la UTALCA.

“Hemos hecho un esfuerzo para consolidar este comité y es un logro importante. Es la ratificación del interés de nuestra Institución de hacer toda su investigación y trabajo científico sobre la base de protocolos nacionales e internacionales”, puntualizó la autoridad.

Por su parte, el vicerrector Académico, Claudio Tenreiro, agregó que a partir de esta acreditación “nosotros como Institución podemos asesorar a otras instituciones e incluso entregar certificados para que otras instituciones también tengan acceso a este aval en relación a la ética vinculada a la investigación”.

 

CEC

La presidenta del CEC es la académica de la UTALCA, María Gloria Icaza, quien explicó que el comité está compuesto por un equipo multidisciplinario y multisectorial, integrado por 13 miembros, en su mayoría expertos en las áreas de bioética, metodología de la investigación, derecho y representantes comunidad externa que se vinculan con los intereses de la Institución.

“Trabajamos durante cuatro arduos años en la consolidación del CEC, la reformulación de la normativa, aprobación del Consejo Académico y finalmente la solicitud de acreditación ante la Seremi de la Región del Maule La acreditación de este comité respalda la idea de que somos una Universidad compleja, con los más altos estándares de investigación y da cuenta de la madurez de la Institución”, destacó Icaza.

La memoria del CEC del año 2018 reflejó que el comité revisó 33 proyectos de los cuales 24 fueron aprobados, 6 no terminaron el proceso de revisión, por incumplimiento de los requisitos exigidos, y 3 fueron derivados a otras entidades.

Entre los proyectos aprobados están 4 Fondecyt Regulares, 3 Fondecyt Postdoctoral, 2 Fondecyt Iniciación, 2 Fondef, 2 Fondos de Innovación para la Competitividad (FIC), 5 proyectos con financiamiento externo, 5 memorias de postgrado, 3 especializaciones odontológicas y 1 publicación en revista científica.

Icaza destacó que entre las funciones del comité también está la promoción ética científica en los investigadores de la Universidad. Por tal sentido, el CEC se encarga de organizar anualmente la Jornada Bioética, cuya octava versión se celebrará el próximo 22 de agosto.

 

Historia

El actual Comité Ético Científico tuvo su origen como Comité de Bioética (CBE) en 2004, año en el cual, según consta en Acta N° 418 del Consejo Académico, “se plantea la necesidad de renovar el nombramiento de los integrantes del comité de bioseguridad y de crear un comité de bioética, con el propósito de supervigilar los proyectos de investigación Fondecyt, para dar cumplimiento a la normativa vigente en este tipo de proyectos”.

Deja un comentario

Deja un comentario