17 empresas han sido fiscalizadas el 2015 por “Protocolos de Vigilancia Epidemiológica en Salud Ocupacional”, tres han sido sumariadas.
Con el propósito de controlar el avance de patologías en salud mental y problemas del sistema muscular y esquelético en el trabajo, el Ministerio de Salud (Minsal) ha generado Protocolos de Vigilancia de los riesgos psicosociales y musculoesqueléticos, dirigidos a empresas de rubros de comercio, retail, transporte y banca, y que a partir del año 2015, se extiende de forma obligatoria a todas las actividades económicas del país.
En la región más de la mitad de las licencias médicas recibidas el primer semestre del 2014 son por enfermedades laborales, son temas musculoesqueléticos y del ámbito psicosocial, por ejemplo: estrés y depresión, es por ello, que la Seremi de Salud Maule, Valeria Ortiz, junto a la Unidad de Salud ocupacional realizaron una fiscalización integral a la empresa Homecenter Sodimac, ubicada en plaza Maule, sector Oriente de la capital regional.
Esta empresa había sido fiscalizada en junio del año pasado en protocolos de salud, debiendo generar medidas para cuidar la salud de sus trabajadores y cuidar cualquier exposición a alguna condición que deteriore su calidad de vida, al ser inspeccionada no cumplía la Norma.
“Ahora estamos constatando que en realidad no se han tomado las medidas adecuadas en cuanto a lo musculoesquelético, por lo tanto… hemos evaluado los puestos de trabajo, cuáles son sus condiciones, y hay algunos que son más riesgosos de padecer alguna patología, y como ellos (la empresa) ya sabían cuál era el diagnóstico y no han tomado las medidas correspondientes para asegurarse que los trabajadores estén en buenas condiciones, hemos iniciado un sumario sanitario”, sostuvo la Seremi de Salud.
Según el Minsal, la realidad nacional indica que los principales síntomas y por lo tanto los responsables del mayor ausentismo laboral que los chilenos asocian al trabajo son: Sensación continúa de cansancio, dolores de cabeza, problemas para dormir, sentirse tenso o irritable y múltiples dolencias asociadas al sistema musculoesquelético, ahí la relevancia de estas inspecciones a empresas con alto flujo de trabajadores.
Carlos Concha, encargado de la Unidad de Salud Ocupacional, explica en detalle lo ocurrido en la fiscalización. “En factores psicosocial están bastante controlado, sin embargo, en el tema de las enfermedades musculoesqueléticas se encontraron deficiencias, en el sentido de que cuando se aplicó este protocolo de vigilancia en junio del año 2014, se vio que habían varios puestos de trabajo que no estaban cumpliendo con la normativa que estipulaba este protocolo, por lo tanto, esto significa que la empresa debió haber tomado las medidas necesarias para corregir las deficiencias encontradas y para eso, tenía plazo de tres a seis meses, a la fecha ese plazo está totalmente sobrepasado y no se ha corregido, de tal manera se procedió a levantar un acta con el fin de dejar establecidas estas deficiencias y que la representante de la empresa concurra al departamento jurídico de la Seremi a realizar sus descargos y así mejorar las condiciones actuales a la brevedad”.
La Seremi de Salud fiscaliza y difunde estos Protocolos, por lo que en la actualidad corresponde dar cumplimiento de esta normativa con el fin de contribuir a disminuir incidencia y prevalencia de patologías ocupacionales para la comunidad del Maule.

Deja un comentario

Deja un comentario