El titular de la cartera, José Ramón Letelier, junto al coordinador de Senama, Claudio Montalva, enfatizaron que la actual versión tiene como novedad que la duración de la iniciativa se extendió de 12 a 24 meses.

Una emotiva ceremonia de lanzamiento del programa Vínculos se vivió en las ciudades de Talca, Pencahue y San Clemente, parte de las 24 comunas de la región que resultaron beneficiadas con la iniciativa, que tiene como principal objetivo asegurar que las personas mayores de 65 años, en condiciones de vulnerabilidad, cuenten con subsidios garantizados, accedan en forma preferente a un conjunto de prestaciones sociales pertinentes a sus necesidades, y estén integradas a la red comunitaria de protección social.

A nivel regional, serán 774 los adultos mayores que participarán de la décima versión del programa, en una inversión que alcanza los 208 millones de pesos. Debido a lo anterior, tanto el seremi de Desarrollo Social, José Ramón Letelier, como el coordinador de Senama, Claudio Montalva, además de la presencia del diputado Pablo Lorenzini, se encuentran encabezando las inauguraciones del Vínculos a lo largo de toda la región

“Estamos muy contentos con el programa, ya que sabemos el gran impacto que tiene en los adultos mayores maulinos. Además, cumpliendo con uno de los compromisos de la Presidenta Michelle Bachelet, la duración de la iniciativa aumentó de doce a 24 meses, lo cual ha sido muy agradecido por nuestra gente”, señaló Letelier.

Mientras que Montalva agregó que “una de las líneas del Gobierno consiste en fomentar el envejecimiento activo, lo que busca que lleven una vida inserta en la sociedad, participando en diversas instancias y se mantengan en contacto directo con las organizaciones, así recuperan su dignidad y nos siguen aportando con tu su experiencia. Así ellos alcanzan una mejor calidad de vida”.

PROGRAMA

La iniciativa potencia además la vinculación de las personas mayores con su entorno inmediato, como lo es el barrio y la comuna a la que pertenecen, por medio del fortalecimiento de las redes existentes en el territorio local.

Al mismo tiempo, incentiva la articulación de apoyos formales e informales (municipalidad, grupos organizados, vecinos, amigos y familiares), de manera de constituir un tejido de protección social de los adultos ante el abandono.

Gracias al programa, reciben apoyo psicosocial individual y grupal mediante un  proceso de consejería, orientación y acompañamiento a la persona mayor durante 24 meses.

Deja un comentario

Deja un comentario