Junto a un equipo de inspectores del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), el SEREMI de Agricultura, Jorge Céspedes, participó de una fiscalización a bodega productora de vino de la comuna de Sagrada Familia, como parte de los operativos de vendimia que se encuentra realizando el Servicio.

Como complemento a las actividades habituales de control y fiscalización de la Ley Nº 18.455, el Servicio Agrícola y Ganadero realizó esta mañana una intensa fiscalización a una bodega productora de vino de la provincia de Curicó, la cual formó parte del Operativo de Vendimia 2014, el cual se extenderá durante todo el periodo que abarca la cosecha de uvas para vinificación, es decir a junio de 2014.

Este programa de fiscalización considera realizar controles más intensos, abarcar una mayor cantidad de sectores y aumentar las semanas de fiscalización, todo con el fin de evitar la mezcla indebida de mostos y vinos de uva de mesa con los cepajes tradicionales.

En este sentido, el Seremi de Agricultura señaló que “esta actividad forma parte de los compromisos que tiene el Ministerio de Agricultura, a través del SAG, en materia de fiscalización, los cuales buscan resguardar el proceso de vinificación dentro de las bodegas; por ello, es fundamental poder supervisar en terreno que la uva que está siendo procesada efectivamente esté declarada y así evitar la falsificación de vino, que es uno de los grandes problemas que tenemos en la región”.

Por su parte, el director regional del SAG, Nicanor Cuevas, también presente en la actividad, indicó que “este operativo estará centrado principalmente en las vendimias de uva de mesa, dado que si bien la Ley permite la vinificación con este tipo de uva, la mezcla con otro tipo de cepas está prohibida, y es allí donde seremos muy rigurosos”, señaló.

Durante esta actividad se consideró una inspección física a la bodega y al proceso de vinificación además de la revisión documental tanto de antecedentes de ingreso como de salida de vinos y uvas, entre otros documentos.

Si bien este tipo de operativos el SAG los efectúa desde el año 2008, a contar de 2011 el énfasis se ha centrado en las vendimias de uvas de mesa, pues aunque la normativa permite vinificar este tipo de uva, no autoriza la mezcla de mostos y vinos de uva de mesa con mostos y vinos de uva de cepajes tradicionales. Así, verificando el origen y los destinos de las uvas de mesa y realizando el seguimiento de los vinos obtenidos de éstas, el Ministerio de Agricultura, a través del SAG, busca evitar la mezcla indebida.

Para finalizar, el SAG aclaró que las bodegas que se encuentren realizando molienda de uva de mesa deben comunicarlo a la oficina SAG más cercana, ya que esta actividad es siendo estrictamente fiscalizada durante estos operativos de vendimia; por tanto, aquellas bodegas que no hayan informado al Servicio y sean sorprendidas procesando uva de mesa serán infraccionadas.

Deja un comentario

Deja un comentario