Este martes 29 se leyó la sentencia de José Navarro, conocido como “el brujo” de Licantén, quien deberá cumplir la pena acumulada de 14 años y 178 días.

Las penas, que tienen relación a tres delitos, son: 10 años y un día por sustracción de una menor, 3 años y un día por abuso sexual y 541 días por lesiones graves.

El pasado jueves 24 de octubre Navarro fue declarado culpable por el Tribunal Oral de Curicó por estos delitos y se estaba a la espera de la lectura se sentencia.

Durante el verano de 2018 el caso se hizo conocido a nivel nacional luego que el sujeto mantuviera retenida a una menor por más de una semana.

La historia

Navarro es el cuarto de 10 hermanos. Al momento de su captura vivía con sus padres en Vichuquén, a 16 kilómetros de Licantén.

Fue en febrero de 2018 cuando Navarro, junto a un adulto mayor y su nieta, fueron en la búsqueda de un supuesto tesoro que habría estado enterrado en los cerros del sector El Quelmen, ubicado en la parte rural de la comuna de Licantén.

En ese contexto, y mientras realizaban la excavación, el “brujo” atacó con una piedra al abuelo de la niña, resultando semiinconsciente, momento en que el sujeto aprovechó para llevarse a la niña.

Posterior al suceso se alertó a Carabineros de la Segunda Comisaría de Licantén, y con ello a otros organismos de emergencia que, a medida que avanzaban las horas, fueron sumándose a la búsqueda que se focalizó principalmente en los cerros del sector Las Puertas.

Luego de 8 días de búsqueda donde se sumaron diversas organizaciones, vecinos y autoridades, Navarro, ante la presión, llegó a un acuerdo con efectivos de la PDI para entregarse y con él a la menor.

Posterior a su captura se inició una investigación que duró más de un año, donde se acreditaron los delitos que fueron presentados en la sentencia.

Deja un comentario

Deja un comentario