Parlamentaria solicitó que documentos que datan desde 2004, sean revisados por la autoridad ambiental, porque confirman lo que los defensores del río vienen sosteniendo desde hace años. “Se va a cometer un atentado ecológico contra un ecosistema que diversos órganos del Estado consideran necesario proteger. Con estos antecedentes, seguir adelante con el proyecto constituye una negligencia inexcusable”, precisó

Como la confirmación palpable de que la construcción de centrales eléctricas en el río Achibueno, constituye una aberración desde el punto de vista ambiental, calificó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, la aparición de documentos que confirman que en 2004, diversas instituciones del Estado concordaron que dada la enorme riqueza de la flora y fauna del cajón del río, debía declararse zona de conservación prioritaria.

Al respecto, la legisladora planteó que tanto la autoridad ambiental como los tribunales de justicia, deben revisar estos documentos y también descifrar dónde y “de manera tan extraña” estuvieron guardados para que desaparecieran de los archivos de instituciones como la Corporación Nacional Forestal (Conaf), la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema), el Servicio Agrícola y Ganadero (Sag) y el Consejo de Monumentos Nacionales.

“Se tomó la decisión de construir centrales eléctricas en la única cuenca no intervenida de la Región del Maule, se está atentando contra una zona que en 2004 tres órganos técnicos del Estado como Conaf, Sag y la Corema reconocieron que era necesario resguardar como Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad. No sé por qué razones esta información no estuvo en poder de las autoridades que decidieron aprobar las centrales, pero si sé que se va a cometer un atentado ecológico contra un ecosistema que diversos órganos del Estado consideran necesario proteger. Con la aparición de estos antecedentes, seguir adelante con el proyecto constituye una negligencia inexcusable”, puntualizó la parlamentaria.

Agregó que apoya plenamente la decisión del Movimiento Salvemos el Achibueno, en el sentido de iniciar acciones legales para esclarecer porque durante el proceso de evaluación ambiental estos documentos no llegaron a manos de quienes tomar la decisión de aprobar las centrales.

“Este es un tema donde es necesario que se asuman las responsabilidades legales del caso, caiga quien caiga. No es normal que cuatro servicios públicos extravíen la misma documentación, por lo que esperamos que la justicia haga su trabajo y determine las circunstancias y razones por las que cartas y estudios donde se valora el potencial ecológico del Achibueno, hayan estado desaparecidos durante tanto tiempo. Si hubo negligencia o dolo durante los gobiernos de la Concertación, debe castigarse, si fue durante este Gobierno también. Aquí no importa el color político, sino que las consecuencias de una conducta planificada para favorecer ciertos intereses”, lamentó la Senadora.

PROYECTO DE ACUERDO

Ximena Rincón planteó que los “viejos-nuevos antecedentes” confirman la tesis aprobada por el Senado tras su proyecto de acuerdo, en el sentido que la cuenca del Achibueno debe declararse Santuario de la Naturaleza.

“La comunidad de la provincia de Linares espera que haya un pronunciamiento favorable, pero eso depende del Gobierno y dado el riesgo evidente que surge de la construcción de las centrales hidroeléctricas, es que solicitamos que con urgencia se adopte una resolución. Nosotros creemos que ahora, más que nunca hay antecedentes suficientes para proteger a la única cuenca no intervenida de la Región del Maule. El Senado reconoció que el río Achibueno debe ser protegido y por eso aprobó mi proyecto de acuerdo, por lo que ahora esperamos que el Ejecutivo acoja este voto político e inicie el proceso para declarar el cajón del río Achibueno como Santuario de la naturaleza y así proteger su rica flora y fauna, que además sustenta un incipiente y sustentable negocio turístico”, concluyó la legisladora.

Deja un comentario

Deja un comentario