Parlamentaria planteó que la necesidad de que el Gobierno revise aprobación para centrales en el Achibueno. “Hay dos hechos fundamentales no considerados en ningún lado: la grabación en que el ex director de la Corema reconoció la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación y la no consideración de documentos que datan desde 2004 en que se sugiere declarar al río zona de conservación prioritaria”, aseguró

Como un golpe a las aspiraciones de la comunidad regional que se opone a la construcción de centrales en el río Achibueno, la única cuenca no intervenida en la región, calificó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, la decisión de la Corte Suprema de no dar validar los recursos judiciales para detener el proyecto.

En este escenario, la parlamentaria aseguró que sólo queda la salida política para impedir una aberración ambiental de proporciones, en un proceso que sólo cumplió con formalidades, pero en el fondo no da garantías ambientales.

“Hay dos hechos fundamentales no considerados en ningún lado y que este Gobierno debe tener en cuenta: hay una grabación en que el ex director de la Corema, nombrado por este Presidente, reconoció la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación ambiental y tampoco se consideró la aparición de documentos, que datan desde 2004, en que diversos organismos sugieren declarar al río como zona de conservación prioritaria. O sea, estamos en presencia de un proyecto que tenía que aprobarse a cualquier costo en un área que el propio Estado reconoce que tiene riqueza ambiental”, aseguró la legisladora.

Agregó que si el Gobierno finalmente valida el proyecto de centrales hidroeléctricas será responsable directo de un verdadero atentado ambiental.

La parlamentaria dijo que ni la actual normativa ambiental ni la anterior, toman en consideración la voluntad ciudadana y, lo que es más grave, se basan en formalismos más que en un análisis técnico riguroso.

“Los proyectos deben superar un proceso hecho para las empresas, que tienen todo el tiempo del mundo para reparar observaciones y aún sin hacerlo, pueden concretar sus iniciativas. Ahí está Hidroaysén, donde no hubo ningún voto técnico, sólo políticos y menos representas de la sociedad civil organizada”, aseguró la Senadora.

Ximena Rincón recalcó no puede esconder la cabeza como el avestruz, porque la institucionalidad ambiental se construyó en los Gobiernos de la Concertación, aunque recalcó que la Administración Piñera tiene una cuota responsabilidad alta por mantener el culto a la inmediatez y dar luz verde ambiental a cualquier proyecto energético, sin considerar su impacto en el ecosistema ni en las comunidades aledañas.

“Estamos cerca de los dos años de Gobierno y todavía esperamos una política energética de largo plazo, también esperamos hechos claros para propiciar el uso de energías renovables no convencionales e incentivos concretos tanto a nivel domiciliario como empresarial”, lamentó.

Deja un comentario

Deja un comentario