Dijo que el presupuesto de la entidad bajó un 3,5 por ciento en comparación a 2011. “Esta temporada las brigadas forestales tienen menos efectivos y algunas comenzaron a funcionar un mes más tarde para adecuarse a la nueva realidad. Con lo que está pasando en Torres del Paine, Quillón y Cauquenes, es urgente que el Ejecutivo corrija este error y redestine recursos, sobre todo pensando en la prevención”, aseguró la parlamentaria

Un llamado al Gobierno para que corrija el grave error político de disminuir en un 3,5 por ciento el presupuesto 2012 de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), formuló la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, quien aseguró que es urgente que se destinen más recursos para la entidad, sobre todo pensando en la prevención de incendios forestales, ya que que con lo ocurrido en Torres del Paine, Quillón y Cauquenes, en menos de una semana se quemó más de la mitad de hectáreas que en promedio se destruyen en un año.

La legisladora dijo que apoyará al Gobierno en materia de endurecimiento de penas por incendios de bosques, pero demandó del Ejecutivo un esfuerzo adicional, porque la ola de incendios forestales que afecta al país está consumiendo el presupuesto de Conaf, que es inferior al de 2011.

“Por ejemplo, esta temporada las brigadas forestales tienen menos efectivos y algunas comenzaron a funcionar un mes más tarde para adecuarse a la nueva realidad. Antes, cada Brigada tenía 20 ó 22 combatientes y ahora son sólo 14, lo que claramente hace menos eficiente su trabajo. Con lo que está pasando en Torres del Paine, Quillón y Cauquenes, es urgente que el Gobierno corrija este error y redestine recursos, sobre todo pensando en la prevención”, aseguró la parlamentaria.

Agregó que ve con preocupación la denuncia hecha por dirigentes sindicales de CONAF, respecto a la terceriación de las propias brigadas forestales. “Se puede entender que por un tema de costos, se contrate a privados aviones o helicópteros, pero no las brigadas, porque si Conaf no tiene los presupuestos para tener las suficientes combatientes, menos los va a tener un contratista que lógicamente necesita un margen de utilidad”, precisó la Senadora.

Agregó que pese al aumento permanente de turistas en las áreas protegidas, no existe mayor de mayor contratación de guardaparques.

“En este tema, éste y anteriores gobiernos, no tuvieron la visión ni la convicción de proteger nuestros bosques. Un solo ejemplo, a un guardaparques no se le paga horas extraordinarias y trabaja de lunes a viernes, pese a que el mayor número de turistas se concentra en los fines de semana. Es un contrasentido tan básico, que cuesta entender cómo hasta ahora no se ha solucionado”, concluyó la parlamentaria.

Deja un comentario

Deja un comentario