Aseguró que se está acentuando la tendencia de la cesantía sobre los dos dígitos en la capital provincial y el empleo precario en el resto de las comunas. “Hace más de un año que le pedimos al Gobierno un plan especial para el Maule Sur, similar al que aplica en la Araucanía, pero la respuesta brilla por su ausencia”, precisó la parlamentaria

Como la confirmación de que el Maule Sur necesita con urgencia de medidas reactivadoras de su economía, calificó la Senadora del Partido Demócrata Cristiano, Ximena Rincón, las cifras desocupación para el trimestre móvil junio-agosto, que en la ciudad Linares se situaron en un más que preocupante 11,9 por ciento.

Agregó que este indicador no hace más que confirmar el mal momento económico que vive Linares, al que hay que agregar el peligroso aumento de la cesantía en la provincia de Cauquenes, donde en comparación a igual periodo de 2010, el desempleo aumentó más del doble para llegar a un 8,6 por ciento, hecho al que debe agregarse el histórico problema de ocupaciones precarias y bajísimos niveles de remuneraciones.
“Le hemos planteado esta situación al Presidente de la República; a los ministros del Interior y Economía y ahora vamos a hacer lo mismo con la Ministra del Trabajo, a quien le vamos a reiterar que las cifras del Maule no representan a las provincias de Linares y Cauquenes, donde el panorama es mucho peor. Vamos a seguir golpeando puertas, porque es de entera justicia que nuestra gente tenga las mismas oportunidades que el resto del país, que tenga no sólo trabajo, sino que alternativas de mejor educación, salud y todo lo que signifique mejorar la calidad de vida. Necesitamos una inyección a la vena y que el Gobierno se sensibilice e implemente un plan especial para esta zona, similar al que se aplica en la Araucanía, pero no hemos tenido respuesta alguna”, puntualizó la legisladora.

Agregó que el Gobierno no puede esperar a que la estacionalidad agrícola tape durante algunos meses esta realidad, porque en ese caso en abril del próximo año el problema será aún más grave. Por esta razón, insistió en que es urgente un acuerdo político que coloque al Maule Sur en el foco de las prioridades nacionales y regionales, ya que a su juicio las altas cifras de cesantía que muestran las provincias de Linares y Cauquenes son sólo una parte de los problemas estructurales que se viven en esta zona.

“Yo creo que acá se necesita un golpe de timón. En todos los indicadores regionales, el Maule Sur está rezagado, porque su estructura le impide dar un salto importante. El diagnóstico está, pero no la voluntad política de intervenir a gran escala con una inyección de recursos para educación, salud y fomento productivo o, lisa y llanamente, crear una región nueva. Este abandono que tanto se criticó durante los gobiernos de la Concertación, se mantiene y las respuestas que se prometieron, aún no llegan”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario