Parlamentaria sostuvo que dada la realidad socio-económica de las provincias de Linares y Cauquenes, además de los desastroso efectos que dejó el terremoto del 27 de febrero, es necesario que el Gobierno destine a la zona al menos uno de los 14 centros que construirá en el país.

Un llamado al Gobierno para que priorice al Maule Sur entre las zonas del país que contarán con hogares para adultos mayores gracias a un convenio entre el Servicio Nacional del Adulto Mayor, Senama, y el Ministerio de la Vivienda, formuló la Senadora Ximena Rincón.

La parlamentaria, junto con valorar la iniciativa de levantar 14 residencias de larga estadía en diversas ciudades del país, sostuvo que las provincias de Linares y Cauquenes debiesen contar con al menos uno de estos recintos.

“Acá tenemos muchos indicadores que justifican la intervención del Estado para ayudar a personas que llegan a la tercera edad en condiciones de desprotección, porque los indicadores de pobreza son muy altos, hay también un alto analfabetismo, que impide que muchos de nuestros adultos mayores tengan herramientas para auto valerse, además de un sistema de salud que está colapsado producto del terremoto que dejó a muchos abuelitos sin casa. Creo que son argumentos que la autoridad debe sopesar para que al menos uno de estos nuevos hogares se construya en el Maule Sur”, aseguró la parlamentaria.

Agregó que se reunirá con las autoridades políticas provinciales y regionales para que respalden esta solicitud, aunque también realizará esta petición a las autoridades nacionales, incluyendo al Presidente de la República.

“Esta es una petición que cruza las diferencias políticas, porque entendemos que la sociedad tiene una deuda con los adultos mayores y además tiene el deber de preocuparse por su bienestar, sobre todo si se considera que al 2020 el 16 por ciento de la población tendrá sobre 60 años”, precisó.

Agregó que si bien hay un aumento en la cantidad de residencias y hogares para el adulto mayor, los precios que se manejan son prohibitivos para la realidad que se vive en el Maule Sur, donde el sueldo promedio es muy bajo. “Esta realidad de mercado, hace que varias de las 11 comunas del Maule Sur no tengan un recinto donde cobijar a sus adultos mayores más desamparados, lo que nos preocupa”, puntualizó.

En este sentido, dijo que también es necesario apoyar y fortalecer el trabajo que desarrollan instituciones privadas sin fines de lucro, que con gran esfuerzo atienden a adultos mayores, pero que aún así son sobrepasadas por la altísima demanda. “Estamos en un punto en que el Estado debe asumir un rol más activo, primero apoyando a entidades como el Hogar de Cristo o la Fundación Las Rosas, pero también asumiendo directamente la responsabilidad de cuidar a nuestros adultos mayores”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario