Preocupado se encuentra el senador Andrés Zaldívar respecto a la lentitud y falta de decisión al interior del Gobierno Regional para designar a quienes encabezarán las direcciones regionales de diversos servicios que aún se encuentran acéfalos o con subrogantes. “Realmente llama la atención y es muy justificada la crítica que no está integrado el Gobierno Regional y el permanente cambio en los funcionarios de alto nivel”, dijo.

Al respecto, el parlamentario del Maule Norte, citó el ejemplo de la bullada y polémica salida del ex seremi de Salud, Osvaldo Palma, cupo que a fines de esta semana fue asignado al médico Hans Lungenstrass, ex facultativo de un consultorio de Talca. “Se le pidió la renuncia a Osvaldo Palma hace dos meses, lo lógico hubiera sido que cuando se le pidió la renuncia, y lo estaba haciendo bien, debió haberse tenido quién era su reemplazante de inmediato, sobre todo en el área salud, en la zona nuestra, en la región nuestra, era un área muy dramática donde tenemos todos los hospitales en el suelo, faltan camas, hay un problema de atención de salud gravísima”, criticó.

“Entonces no puede ser que el seremi de Salud se demore 60 días en ser nombrado. E incluso ahora al que se nombra se está poniendo en duda porque hay un reclamo político entre RN y la UDI y el alcalde Juan Castro (Talca) que está en contra de la persona que se ha nombrado”, agregó el legislador DC.

Por lo mismo, Zaldívar apuntó al poco poder de decisión que tienen los funcionarios que deben dejar sus cargos a fines de febrero o de aquellos que trabajan a la espera de ser ratificados en el puesto. “La semana anterior fue el tema de la Onemi, el director regional sale y se va a nombrar un nuevo reemplazante en febrero. Mientras no haya una persona que esté titular, no tiene ninguna capacidad, ningún poder. Ha pasado con el Serviu, con el seremi de Medio Ambiente, hay varias direcciones regionales que tampoco están ocupadas pero se dice que se va a esperar la Alta Dirección Pública para los efectos de su nombramiento. Quiere decir que si vamos a tener que demorarnos seis, siete meses va a llegar el otro Gobierno sin que se hayan designado las autoridades del Gobierno Regional del Maule. Esto no debería aceptarse”.
Finalmente, el senador invitó al Gobierno central a hacer una autocrítica respecto a las constantes bajas en los servicios regionales. “Están en un error gravísimo que tenemos que visualizar cómo se le da una solución. No puede ser que una zona afectada por el terremoto el Gobierno Regional tenga problemas de estar sustituyendo en los cargos cada cierto tiempo y que se demoren cinco, seis meses en la designación de funcionarios de ese nivel”, concluyó.

Deja un comentario

Deja un comentario