Senador Larraín valora colocación de primera vivienda definitiva en Curanipe

Con la presencia de la Ministra de Vivienda, Magdalena Matte, fue inaugurada y bendecida la primera casa prefabricada vía Subsidio de Reconstrucción que viene a suplir la necesidad de un techo y dar solución definitiva a las familias que perdieron todos sus bienes por la furia del mar.

En Curanipe, ante una significativa ceremonia en la que participaron autoridades gubernamentales, comunales, parlamentarios, y los vecinos de esta tierra golpeada, se procedió a la inauguración de la primera de 80 mil viviendas de este tipo que se levantarán en las regiones afectadas. Luis Pavez, beneficiado con este subsidio habitacional explicó parte de aquella cruel madrugada del 27 de febrero de la cual pudo sobrevivir, “cuando empezó el temblor yo me quedé sentado en la cama, rogándole a Dios para que parara, cuando se terminó llegó mi sobrino y salimos de la casa sin sacar nada, nos fuimos dos kilómetros hacia arriba y al otro día a las 10 de la mañana volví y ya no quedaba nada, me tuve que ir a un albergue. Ahora estoy feliz porque por fin tengo mi casa que es mejor a la que tenía”.

Por su parte el Senador del Maule Sur, Hernán Larraín dijo que esta es una señal para recuperar la fe “nos vimos abatidos con esta tragedia, pero estamos a menos de tres meses con una vivienda definitva, la esperanza nunca se deen perder porque aquí está la unidad de nuestro Gobierno que ha permitido que la reconstrucción no sea una promesa si no que una realidad y esto nos hace ser más optimistas porque los chilenos no nos doblegamos ni con terremoto, ni con maremoto y así tiene que ser la reconstrucción mejorando lo que había en Chile antes del 27 de febrero”.

La Ministra Matte, indicó que para postilar a estas casas, se requiere acreditar condición de damnificado post terremoto, elegir su vivienda definitiva, y presentar el certificado de inhabitabilidad de la casa, “estamos muy contentos y satisfechos al andar hace pocos días con nuestro plan de reconstrucción e instalar aquí la primera casa de don Luís, que perdió todo esa fatídica noche. Este es el inicio de nuestra reconstrucción, tenemos mucho trabajo por hacer y queremos que las personas damnificadas confíen en nosotros. Nos tomará un tiempo, pero lo haremos intensamente para salir adelante”.

Las viviendas son asísmicas, térmicas, ampliables, aprobadas por Serviu, de 45 metros cuadrados de construcción, cocina y baño con todos los artefactos. Son sin costo para los damnificados que aspiran a casas de hasta 350 UF, y se postular por intermedio de Serviu, con el Subsidio de Reconstrucción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *