El próximo miércoles se iniciará la tercera y última fase de la implementación de la Ley sobre Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad -conocido como «Ley de Etiquetado»-, que entró en vigencia de manera gradual desde 2016.

Con esta última etapa, se llegará al mayor nivel de exigencia en cuanto a los límites máximos de nutrientes críticos (azúcar, calorías, grasas saturadas y sodio) que puede contener un producto para que no tenga que llevar los conocidos sellos «Alto en».

De esta manera, según un análisis del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), el 60 por ciento de los alimentos envasados que se pueden adquirir en supermercado llevarán alguna de esas advertencias, lo que representa un aumento de ocho puntos más que en la actualidad.

La ley, pese a ello, ha llevado a la industria a iniciar un proceso de reformulación de sus alimentos: de acuerdo con el estudio del INTA -que reproduce El Mercurio-, los contenidos de azúcares y calorías bajaron entre 15 y 20 por ciento en productos como bebestibles y cereales, misma situación que en el caso de las cecinas con el sodio y las calorías o los snacks salados respecto a la concentración de grasas.

«Los análisis, que se han hecho con base en mediciones objetivas de compras en los hogares, vienen a confirmar los resultados obtenidos en autorreportes, en los que las personas declaran comprar alimentos con menos sellos», comentó al matutino Marcela Reyes, una de las autoras del estudio.

 

Referente internacional

El objetivo de la ley es mejorar situación nutricional de la población, principalmente de los niños, en lo cual coinciden los expertos que es una tarea de largo plazo. Así, la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 constató que el 33,8 por ciento menores de 8 años tiene sobrepeso, y el 43 por ciento, obesidad.

La «Ley de Etiquetado» se ha convertido un referente internacional: esta semana se comenzó a aplicar en Perú un sistema de sellos similar, mientras que autoridades de más de 20 países han pedido asesoría al Gobierno chileno para llevar este modelo a sus territorios, asegura El Mercurio.

Asimismo, el senador Guido Girardi ha sido reconocido internacionalmente en varias ocasiones por su autoría de esta ley: recientemente fue premiado por Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) por «contribuir notablemente a la seguridad alimentaria mundial», y antes había recibido el premio Ciencia de la Paz, que entrega la Fundación Interamericana del Corazón.

Deja un comentario

Deja un comentario