Las actividades se realizaron en la población Padre Hurtado de Talca y en la Villa Esperanza del sector de Sarmiento en Curicó.

En las juntas de vecinos “Padre Hurtado de Talca” y de la “Villa Esperanza” del sector Sarmiento en Curicó, además de la compañía de representantes de las respectivas gobernaciones provinciales, Carabineros, PDI y el equipo regional de seguridad pública, se realizaron reuniones con dirigentes sociales para difundir el programa “Denuncia Seguro” (600 4000 101).

Al respecto, el coordinador regional de seguridad pública, Luis Moyano explicó que uno de los elementos importantes de este fono, es que los vecinos pueden denunciar sin el temor a que les pedirán sus datos o quede registro de su número telefónico. Por ende, si la gente pierde el miedo a denunciar, las policías podrán “mapear” o dar referencia a los territorios que presentan mayor vulnerabilidad y desde ahí dichas instituciones, implementarán prácticas preventivas y de control al respecto. “La información que se recopila, va a una central que se encuentra en Santiago y son ellos los que bajan la información a las policías para que investiguen las denuncias”, sentenció Moyano.

Este tipo de actividades se están desarrollando fuertemente en organizaciones sociales de la región, ya que la política pública en seguridad de la presidenta Michelle Bachelet, apunta a construir espacios seguros desde los territorios, con sus representantes, ya que son ellos los que mejor conocen su realidad en materia delictual, además que sirve también, para la generación de empoderamiento colectivo, ya que la seguridad es tarea de todos y todas.

Deja un comentario

Deja un comentario