La Escuela de Ingeniería Forestal dio inicio -el viernes 31- al ciclo de talleres para estudiantes de tercero y cuarto medio, que tiene como propósito difundir las distintas áreas de trabajo de los ingenieros forestales.
El primer curso se denominó “Evaluación de Árboles Urbanos”, dirigido por los académicos Mauricio Ponce y Óscar Vallejos, apoyados por la estudiante de cuarto año, Tracy Cabrera. Ambos profesores en la actualidad se encuentran investigando aspectos relacionados con el arbolado urbano, a través de un proyecto Fondecyt y otro con financiamiento del Fondo de Protección Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente.
En el taller participaron cerca de una docena de estudiantes de colegios de Curicó y Talca, los que fueron convocados a través del Programa Vincularse de nuestra Universidad.
La actividad se desarrolló en el parque del Campus Talca y comenzó con una etapa introductoria, donde los académicos de la Facultad dieron a conocer a los estudiantes el concepto e importancia del arbolado urbano, las funciones ambientales que reportan y los proyectos que desarrollan. Seguidamente, se realizó una inducción en el uso del instrumental de medición que habitualmente se utiliza para la medición de los árboles, entre ellos, muy especialmente la forcípula y el clinómetro, haciendo referencia a los principios matemáticos y trigonométricos que los avalan.
Los jóvenes, junto con los profesores y ayudante, salieron al campus a medir variables dendrométricas y ambientales de los árboles, como es el caso de la capacidad que éstos tienen en la captura de carbono atmosférico, el que como CO2 es causante del calentamiento global. De esta forma, los participantes realizaron actividades que son propias de ingenieros forestales que se dedican a la gestión del arbolado urbano, incluyendo acciones como la identificaron características del árbol en contextos urbanos, manejo de instrumentos para la evaluación dasométrica, interpretaron datos y formularon explicaciones tales como la relación entre biomasa, carbono absorbido y contribución ambiental del árbol.
Al término de la actividad de campo, los estudiantes manifestaron su satisfacción por el tipo de aprendizaje logrado y por el modo en que lo lograron. Se espera a comienzos del segundo semestre realizar un segundo taller, que enseñe a los estudiantes formas de determinación del riesgo del arbolado urbano, así como también técnicas para su valoración monetaria.

Deja un comentario

Deja un comentario