En lo que respecta a la exportación de vino embotellado se facturaron más de US$ 1.500 millones y se exportaron más de 450 millones de litros. Estas cifras son más que positivas considerando el panorama mundial, puesto que los principales competidores del país tuvieron un retroceso respecto al 2013.

 

El crecimiento vivido por el sector vitivinícola durante el 2014 se explica, en gran parte, por el aumento en la demanda de China, Brasil, Japón y, en menor medida, Holanda. El gigante asiático tuvo un aumento en facturación de US$ 20,6 millones, Brasil incrementó sus importaciones en US$ 17,4 millones y el país nipón extendió sus importaciones en US$ 16,7 millones

 

La estrategia de vinos Premium de Wines of Chile, significó un aumento del 5,7% en valor y más de 7% en volumen en los vinos sobre US$ 40/Caja, facturando más de US$ 463 millones con un precio medio de US$ 60,6/Caja.  En tanto, la categoría espumantes creció un 18,4% en facturación y un 17,3% en volumen, superando los 4 millones de litros en el año.

 

 

 

“El año 2014 fue un buen año para las exportaciones de vino embotellado chileno, incluso en términos relativos con nuestros competidores, además de los positivos resultados en los mercados ya selañalados y un importante alza en la exportación de vinos finos sobre US$30 y US$40/Caja, contamos con un mejor tipo de cambio que ayudó a que la industria se encuentre en un pié más competitivo. Hacia el 2015 tenemos desafíos que enfrentar tales como mantener y conquistar mejores posiciones en mercados que se muestran menos activos, liderar en mercados como China, Japón, Brasil y retomar el crecimiento en EE.UU. Adicionalmente debemos atender la devaluación del Euro y reforzar el foco en vinos finos, potenciando la imagen de vinos de calidad, diversos y sustentables del nuevo mundo”, manifestó René Araneda, Presidente del Gremio.

Deja un comentario

Deja un comentario