Un equipo del Ministerio de Obras Públicas, correspondiente a la Dirección de Vialidad, expuso ante la alcaldesa de Parral, Paula Retamal, y equipo técnico de la Municipalidad, el avance del estudio de ingeniería de una nueva ruta que conectaría el Maule con el BioBío por la precordillera de estas regiones, siendo una alternativa a la ruta 5 Sur.
En la oportunidad, se entregaron detalles del proyecto avaluado en cerca de 30 mil millones de pesos, el que construiría rutas y cuatro puentes para conectar a las regiones.
Actualmente, el camino nace en Molina (provincia de Curicó) y se extiende hacia el sur hasta Linares. El nuevo estudio de diseño aborda la situación en el último tramo, entre Linares y la Provincia de Ñuble (Región del Bío Bío).
Por su parte, la Alcaldesa de Parral destacó el positivo impacto de la iniciativa que busca generar una alternativa vial que optimice los tiempos de viaje y fomente el desarrollo productivo de la zona. “Las rutas que tenemos hacia el interior no son de las mejores condiciones, así es que esto vendría a abrir una ruta expedita”, puntualizó la primera autoridad comunal.
Según la exposición y lo asegurado por el Inspector Fiscal del Estudio, Edgardo Parada, éste terminaría en noviembre del 2016, luego continuarían los procesos expropiatorios (lo que toma entre uno o dos años), estimando que a fines del 2020 empezarían a priorizar algunos de los tramos para comenzar a construir las rutas y cuatro puentes contemplados en el proyecto.
El Inspector Fiscal explicó el tramo detallando que “en esta oportunidad, expusimos los avances de esta ruta alternativa del sector sur del Maule, tramo que comienza en San José de Longaví, sigue en Quillaimo (Retiro) y en variante conecta con Remulcao (Parral). Luego, la sigue sobre el río Catillo, se empalma hacia San Ramón de Huenutil y llega al río Perquilauquén, desde ahí hacia Colbindo en el Ñuble”.

Deja un comentario

Deja un comentario