Más de dos mil personas llegaron la mañana de ayer jueves a un costado de la Ruta 5 Sur, a la altura del puente sobre el río Maule, para asistir a la asamblea informativa que tuvo como fin difundir los efectos que provocará en la agricultura el traspaso de la obra y el control de las extracciones del agua de la Laguna del Maule a Endesa.

La masiva actividad reunió a alcaldes, parlamentarios, concejales, dirigentes de las principales asociaciones de regantes y vecinos de la región. Los ediles de Talca, Juan Castro, y de San Clemente, Juan Rojas, respectivamente, manifestaron su rechazo al convenio suscrito entre Endesa y la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) que entrega el control de las aguas a esta empresa privada. La asamblea también contó con el apoyo del senador Hernán Larraín y el diputado Pablo Lorenzini.

Dada la alta concurrencia, Carabineros interrumpió el tránsito en ambos sentidos de la ruta. Tras esto, Fuerzas Especiales hizo uso de bombas lacrimógenas y carros lanza agua para disolver la asamblea. La alcaldesa de Pencahue, Lucy Lara, criticó este accionar: “Vinimos a apoyar a los agricultores y nos mojaron como si fuéramos delincuentes. Queremos que el Presidente Piñera nos escuche por el tremendo problema que tendremos por este convenio con Endesa”.

En la misma línea, el presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule, Cristián Soto, señaló: “Aquí se desarrolló una actividad pacífica y se entregaron volantes informativos a la población con las implicancias de la entrega del agua por parte del Gobierno a Endesa. La gente de Fuerzas Especiales se sobrepasó”.

Sin embargo, Soto enfatizó que es clave no perder el foco de la discusión, ya que lo importante es corregir los actos administrativos que afectan los derechos del fisco y de los regantes del Maule. “Esperamos un acto oficial del Gobierno que revierta este convenio”, declaró.

Deja un comentario

Deja un comentario